CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Zuckerberg, Musk y bitcoin: Los mayores escándalos tech de 2018

La industria de la tecnología tuvo tantas metidas de pata este año que es difícil llevar la cuenta. Pero aquí vamos a tratar y te damos un recuento de los escándalos más sonados de la industria de la tecnología.

Este ha sido un año de muchas bajas para la industria de la tecnología. La lista de metidas de patas en este sector es larga. Y muchos de estos escándalos se topan con la política porque Facebook, Twitter, Google y Reddit se han convertido en la zona cero de interferencia en las elecciones, noticias falsas, hackeos y batallas de troll. 

Y es que no puedes esperar de un año que comenzó con Logan Paul, entonces una de las más grandes estrellas de YouTube, publicando un video con escenas irreverentes cuando se topó con una persona muerta en un bosque japonés.

Y la cosa sólo se puso peor. El 2018 fue testigo de hackeos masivos de Facebook, audiencias frente al Congreso de Estados Unidos y una multa de US$20 millones que le impuso la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. contra Elon Musk por sus tuits sobre reprivatizar Tesla

Y esto no incluye siquiera otras metidas de pata como las de bitcoin, Uber y MoviePass.

Así que, tomen un respiro porque la lista es larga. Abajo listamos algunos de los escándalos más sonados, pero puedes ver la galería de abajo para conocer aun más metidas de pata del mundo tech.

Ahora sí, empezamos este recuento con la esperanza de que 2019 sea un año mejor. 

Facebook y la debacle de Cambridge Analytica

James Martin/CNET

El presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que su resolución de año nuevo era arreglar Facebook. Y, ahora, es muy posible que esté de acuerdo de que no ha logrado su cometido. En marzo, The New York Times y la edición dominical The Observer de The Guardian publicaron un reportaje que señalaba que la gigante de redes sociales había encubierto una filtración masiva de los datos de sus usuarios, como sus nombres, sus correos electrónicos, sus gustos y sus amigos. El hecho afectó a más de 87 millones de personas. El escándalo se empeoró cuando se supo que Cambridge Analytica, la consultoría que uso mal uso de los datos, había trabajado en la campaña presidencial de Donald Trump en 2016. Es más, Facebook no reveló este año sino hasta tres años después. Zuckerberg tuvo que comparecer ante el Congreso de Estados Unidos para dar su primer testimonio público frente al Senado y la Cámara de Representantes. 

Este no es el año de Elon Musk

Joshua Lott/Getty Images

Si alguien está teniendo un peor año que Mark Zuckerberg es quizá Elon Musk. Porque, ¿cómo se puede ir del hombre más 'cool' del mundo que anuncia, vende y agota un lanzallamas a ser el demandado de una agencia federal por fraude en cuestión de un tuit?El 7 de agosto Musk tuiteó que quería reprivatizar Tesla a un valor de US$420. Este tuit desencadenó una serie de acciones puntualizadas por una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) por posible fraude. Y, el 27 de septiembre, la SEC impuso una demanda contra Musk por fraude relativo a valores bursátiles. Ante esto, Musk encaraba la posibilidad de no ocupar la cabecera de una empresa pública, de ser encontrado culpable. Poco después de la demanda, Musk alcanzó un acuerdo con la SEC en la que pagó una multa de US$20 millones y renunció a ser presidente del directorio de Tesla. Y esto ni hablar de su fumada de marihuana, del dime que te diré con un buzo británico que ayudó en las labores de rescate de los niños atrapados en una cueva en Tailandia. Échale un vistazo a esta galería para ver las metidas de pata de Musk.

Bitcoin: De la cima a suelo

Getty Images

El decir que bitcoin es un lío es un insulto a los líos. Lo que comenzó como una criptomoneda con ambiciones de convertirse en el método principal de transferir dinero ha terminado en un desorden total. Los precios en los intercambios de bitcoin ha fluctuado de forma extrema. Bitcoin llegó a tener un valor de US$19,500 por moneda a finales del año pasado antes de caer a US$5,500, que es lo que vale ahora. Aun así, bitcoin — y la tecnología de blockchain que permite monitorizar la cantidad de criptomonedas que tiene todo el mundo — se ha vuelto una broma en la industria de la tecnología. Hay tantas startups basadas en blockchain que esto se ha convertido en un meme. 

Ciao Google Plus

Google Plus tuvo un inicio más prometedor que otros intentos fallidos de una red social de Google, como Google Wave y Orkut. Aun así, Google Plus no pudo evitar el fracaso cuando la matriz anunció sus planes de cerrar la red social debido a una vulnerabilidad que expuso los datos de medio millón de personas. Google Plus debutó en 2011 con bombo y platillo. Era un proyecto que apuntaba a competir con Facebook. Google extendió los tentáculos de Google Plus a todo, desde Gmail y Google Fotos hasta los resultados de búsqueda y Android en un intento por atraer a los usuarios ya existentes de Google. Sin embargo, esto no fue suficiente y el servicio se ganó el apodo de "pueblo fantasma". Cualquier habitante restante de esta ciudad fantasma la tendrá que desalojar el 19 de agosto de 2019, cuando Google Plus clausurará oficialmente. 

Carro autónomo de Uber atropella y mata a una mujer

Getty Images

Por primera vez, un carro autónomo en modo autónomo chocó y mató a un peatón. Uber estaba probando el carro en Tempe, Arizona, a las 10 a.m. en un domingo de marzo cuando atropelló a una mujer a una velocidad de 38 millas por hora cuando esta estaba cruzando una oscura calle sujeta a su bicicleta. Después de una investigación preliminar realizada por Uber, la policía de Arizona y autoridades federales, se concluyó en un principio que Uber había desactivado la maniobra de freno de emergencia en el carro. Uber puso en pausa el programa de carros autónomos. La empresa dijo en un comunicado que los autos autónomos "harán del transporte seguro, más eficiente y más asequible" y que sigue comprometida a hacer de esto una realidad. 

La ceja o muesca ha llegado para quedarse

Josh Miller/CNET

Lo que empezó como una especie de sacrificio de parte de Apple y una startup llamada Essential para que los teléfonos tuvieran pantallas más grandes y menos biseles sin perder la cámara para selfies se ha convertido en una moda. La ceja, muesca o notch en la pantalla de un teléfono inteligente se ha apoderado de la industria de los celulares, apareciendo en teléfonos como el Google Pixel 3, el LG G7 y el OnePlus 6. Le puedes llamar fea y hasta producto de la pereza. Pero es la nueva norma. Hasta Samsung, que se mofó de la muesca del iPhone X, parece querer adoptar la tendencia en sus dispositivos futuros. 

Adiós neutralidad de la red

En 2015, las compañías tecnológicas obtuvieron una gran victoria cuando la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) votó para promulgar nuevas reglas para que la neutralidad de la red sea la nueva norma. La neutralidad de la red se basa en el principio de que todo el tráfico de Internet se debe tratar por igual. Pero eso pasó en el gobierno de Barack Obama. Para 2017, Donald Trump nombró a un nuevo director de la FCC que llevó a cabo otro voto que resultó en la anulación de las reglas de Obama. Así, el futuro es incierto. Varios estados han aprobado sus propias leyes de neutralidad de la red, y es posible que el Congreso reciba una nueva propuesta de ley. Pero todo sigue incierto. 

Ese pequeño teléfono Palm que no es teléfono

Sarah Tew/CNET

Palm, que parecía haber visto sus días finales cuando HP la clausuró en 2011, ha resucitado. La empresa que creó esos antiguos teléfonos ya ha muerto, pero una nueva startup en San Francisco ha licenciado la marca para crear un dispositivo lo suficientemente chico que cabe en la palma de tu mano. Cuesta US4349, mide 3.3 de longitud y ... en realidad no es un teléfono. No, este dispositivo es un aparato básico basado en Android que funciona como un compañero de tu celular, pero con menos funciones.

El drama de MoviePass

MoviePass

Era demasiado bueno para ser cierto: Una suscripción de US$10 al mes que te deja ver una película cada día, todos los días en la mayoría de los cines de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que un boleto al cine cuesta típicamente unos US$13, esta era una ganga. Bueno, resulta que MoviePass fue configurado sobre un plan de negocios parecido a la membresía a un gimnasio en el que las personas que se apuntan al plan pero no usan el servicio subsidian a las que sí. Eso pareció funcionarle bien a MoviePass por los primeros seis años en el que cobraba US$50 al mes. Pero luego, la empresa bajó el precio a US$10 al mes y las cosas empezaron a salir mal. Más de 150,000 personas se suscribieron en solo dos días, de acuerdo a Deadline. Muchas de estas nuevas personas usaron mucho el servicio. Hoy, el servicio sigue cobrando US$10 al mes, pero solamente puedes ver tres películas al mes. El precio de las acciones de la empresa matriz Helios and Matheson Analytics bajó de US$1,800 por acción a principios de año a rondar los 2 céntimos de dólar en agosto. 

Un año más y más metidas de pata. Si quieres ver los escándalos y fracasos que achacaron a la industria de la tecnología en años pasados, échale un vistazo a los siguientes enlaces: