​ZTE recortará 3,000 puestos de trabajo: reporte

La compañía eliminará la mayor parte de estos puestos en China, en donde según Reuters ha estado perdiendo participación en el mercado móvil.

El ZTE Blade V8 y el V8 Pro fueron lanzados en CES 2017.

CNET

ZTE, el fabricante chino de teléfonos móviles y también de infraestructura de red, eliminará el cinco por ciento de su fuerza de trabajo, que actualmente está cifrada en unos 60,000 trabajadores, según pudo conocer Reuters.

La compañía eliminaría de este modo un total de 3,000 puestos de trabajo. La fuente indica que la mayoría de ellos serán eliminados en China, y al menos 600 serán de la división de dispositivos móviles.

"Los recortes en el negocio de teléfonos móviles en China superarán el 20 por ciento", dijo a Reuters un alto ejecutivo al que se le informó sobre los despidos, que se completarán en el primer trimestre.

Algunos de los despidos de empleados de ZTE vienen con nombre y apellido, según explicó un gerente de una sucursal de la compañía, debido a que se trata de trabajadores que intentaron solicitar trabajo en Huawei, rival de la empresa, y por tanto eran considerados "factores inestables".

ZTE es el único proveedor de teléfonos chinos con una presencia importante en EE.UU., en donde tiene una cuota de mercado del 10 por ciento y es el cuarto mayor fabricante, según datos de la fuente.

Mientras ZTE lanza en la feria de tecnología CES de Las Vegas su nuevo Blade V8, la incertidumbre se cierne sobre la compañía, que actualmente está pendiente de que se concreten sanciones del gobierno de EE.UU. por presuntamente romper las sanciones de Washington sobre las ventas a Irán.

De concretarse, sería un problema para ZTE, que adquiere tecnología de empresas de EE.UU. como Qualcomm, Microsoft o Intel. En total, las tres empresas desarrollan un tercio de los componentes de los productos de la empresa.

En un mensaje a los trabajadores en Año Nuevo obtenido por Reuters, el presidente de ZTE, Zhao Xianming, dijo que los negocios que no encajen en la dirección estratégica o que tengan bajo rendimiento serán cerrados o fusionados; probablemente de allí vienen los próximos despidos.

En países como España, el negocio de ZTE va viento en popa. La empresa quiere convertirse en el tercer fabricante antes de 2018, y sus estrategias le llevan por ese camino, aunque en su mercado local pierda fuerza, lo que le hace más vulnerable ante su competencia.

Close
Drag