CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

¿Qué es Zelle y por qué es un app popular en Venezuela?

En Venezuela, muchas transacciones se realizan en cuentas ubicadas en Estados Unidos a través de la plataforma Zelle, que no cobra comisión entre los implicados.

The Zelle mobile app lets you send money from one bank account to another.

Así luce el app de Zelle, una plataforma que funciona para los venezolanos porque no cobra comisiones.

Zellle

Si visitas Venezuela, no te asustes cuando te digan: "Aceptamos Zelle". Ya sea en un puesto de hot dogs, una pizzería o un bar nocturno, es natural que los clientes hagan una transferencia de un banco estadounidense a otro para cancelar la cuenta.

"Escuché por los propios venezolanos que existía esa app y llevo casi un año usándola", cuenta Gabriel González, quien regresó a finales de 2018 a Venezuela después de pasar un año en Estados Unidos. 

Zelle es una manera barata de enviar dinero. Para que sea posible, requiere que el emisor y el receptor tengan cuentas bancarias en Estados Unidos y que ambos estén registrados en el servicio. La transferencia tarda unos minutos entre los usuarios. Esta plataforma tiene su propio app en Android iOS. Incluso puedes ingresar a la página y realizar la operación desde allí. 

"Tengo una cuenta en Bank of America y este banco ya está integrado con Zelle. Básicamente transfieres de una cuenta a otra. Solo necesitas el correo electrónico del beneficiario y ya. Es práctico y seguro, pero lo más importante es que no pagas comisión", agrega González, un periodista de 29 años. Los ahorros de González están en dólares, pero a veces necesita bolívares para algunas transacciones pequeñas, como comprar pan.

Después de convivir con diferentes tasas de mercado, el Banco Central de Venezuela terminó aceptando el valor del dólar del mercado paralelo. Hoy en día, equivale a cerca de 3,300 bolívares. Y con ese monto, un venezolano no compra ni un kilo de queso. 

Debido a la hiperinflación (10,000,000 por ciento según el Fondo Monetario Internacional) y el pobre valor del bolívar, ciudadanos y comerciantes conviven en una economía paralela en donde se ha vuelto común realizar transacciones en una moneda más estable, como el dólar.

Aunado a esa situación, hay pocos billetes en circulación: los venezolanos apenas pueden retirar 500 bolívares diarios del banco, con lo que ni siquiera pueden adquirir una empanada. De allí, a que los pagos por app o transferencias se han vuelto tan comunes.   

Andrea Villanueva y Manuela Aristiguieta, por ejemplo, departieron una noche en una pizzería, muy concurrida en el sector del Este de Caracas, capital de Venezuela. Allí, antes de sentarse, los encargados les informaron las modalidades de pago. La primera fue el app Zelle. "Acostumbro cancelar en ese local de esa forma", dice Aristiguieta a CNET en Español. 

Zelle en Venezuela

Lo que más escuchas cuando hablas con los usuarios venezolanos que utilizan Zelle es: "No pagas comisión". Para un país en el que cada dólar cuenta, es una gran ventaja considerando que las transacciones a través de los bancos pueden costar un cargo extra, que puede variar entre US$20 y US$30 por operación.

Víctor Álvarez, economista e investigador, explicó a la página web Pulso, que la causa de este fenómeno es que el bolívar ha perdido sus tres funciones básicas como moneda: como unidad de precio, eliminada por las constantes variaciones de los costes; como medio de pago, desaparecida por la cantidad de billetes que se necesita para comprar cualquier producto por sencillo que sea; y como reserva de valores y ahorro, anulada por la continua devaluación de la divisa. 

"Como el poder de compra no vale, la gente tiende a protegerse refugiándose en el dólar", afirma el también profesor universitario.

Desde que los venezolanos empezaron a realizar intercambios en dólares, son varias las opciones que han aparecido en el mercado. En 2016 apareció mercadolar, una página de Internet en la que los usuarios pueden intercambiar dólares por bolívares venezolanos y viceversa. Pero ya antes existían otras plataformas, como Neteller, Skrill y Paypal

La comunicadora social, Gabriela Yánez, en el artículo "Cambiar dólares digitales en Venezuela y no morir en el intento", escrito en 2018, mostraba el dominio de Paypal en el mercado venezolano.

"Una vez ya tengas tu cuenta verificada, cada vez que envías dinero, o te envían, existe una comisión del 5.4 por ciento más US$0.30 del monto de la transacción. Entonces tienes que ponerte de acuerdo de si tú asumes la comisión al enviar o comprar, o si lo asume la contraparte". Y es ahí donde  Zelle ha golpeado a sus competidores, al no cobrar comisiones.

Zelle informó en 2017 que los clientes movieron un total de US$75,000 millones a través de su red, un aumento del 36 por ciento con respecto a 2016, cuando Zelle era conocido como clearXchange. Puede parecer un monto pequeño, pero debemos recordar que esta es una plataforma que promueve el intercambio de montos pequeños, que no llegan a los US$1,000. 

De esos US$75,000 millones, no hay números oficiales sobre cuánto ha impactado el intercambio entre venezolanos. 

"El salto en el uso sugiere que más consumidores aprecian la conveniencia de hacer pagos digitales de persona a persona que escribir y enviar cheques en papel. Unirse a los 95 millones de clientes que ya usan Zelle significa que podrá enviar dinero gratis a amigos y familiares, o a un cliente para fines relacionados con el negocio", dice el sitio  GOBankingRates.com.

En los comerciales, la marca hace énfasis en que ya no es necesario ir al banco para mover tu dinero:

Pero no todo es color de rosa. Según la página Web Techcrunch, "los usuarios de Zelle están descubriendo de la manera difícil que no hay protección contra fraudes". Aunque el medio no reseña una gran cantidad de casos, sí cuenta un par de experiencias de estafas en línea, cuando unos usuarios intentaron comprar entradas para un espectáculo: depositaron el dinero, pero no recibieron el producto. 

Un portavoz de la plataforma respondió a Techcrunch sobre estos casos: "Los consumidores no deben usar Zelle para realizar transacciones con personas que no conocen y / o no están seguros de obtener lo que pagaron, por ejemplo, los artículos comprados en un sitio de ofertas o ventas en línea", y acotó: "Zelle no es responsable de los bienes o servicios que no se reciben o se reciben pero que no cumplen con las expectativas".