CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet

Yahoo lanza plan para salvarse del abismo

La presidenta ejecutiva Marissa Mayer presentó un plan de rescate para el futuro de la atribulada pionera de Internet que incluye despidos y ventas de patentes.

mayer.jpg

La presidenta ejecutiva de Yahoo Marissa Mayer anunció "un sólido plan para cambios radicales en productos y en recursos".

RUBEN SPRICH/Reuters/Corbis

Marissa Mayer, la presidente ejecutiva de Yahoo, presentó un agresivo plan para intentar revitalizar la empresa pionera en Internet.

La pregunta es si este plan estratégico es para el largo plazo o solamente busca preparar la firma para una venta potencial. Para rescatar a Yahoo, Mayer anunció el martes un plan que incluye reducir su planta laboral en un 15 por ciento, eliminar servicios como Juegos (Games) y vender patentes y bienes raíces para sumar entre US$1,000 millones y US$3,000 millones a sus arcas este año.

Mayer también ha comenzado a buscar compradores potenciales, y dijo que ella y el directorio de Yahoo están listos para hablar de "la posibilidad de propuestas estratégicas".

"Este es un plan sólido que incluye cambios drásticos en productos y en recursos", dijo Mayer en un comunicado (en inglés). Este es "un agresivo plan estratégico para simplificar la compañía".

Los inversionistas no reaccionaron con mucho entusiasmo al plan, ya que las acciones de Yahoo se deslizaron un poco en operaciones tras el cierre de la bolsa.

El portal de Internet ha languidecido mientras sus usuarios, inversionistas e incluso sus empleados se preguntan qué será de la empresa en el futuro: ¿deberá Mayer permanecer al frente de Yahoo? ¿Se debería mantener como una empresa independiente a 20 años de ser pionera en la industria? ¿O acaso Mayer y el directorio deberían vender el negocio de Internet completo?

Yahoo no ha hablado de sus planes hasta hoy, cuando Mayer, quien ha sido presidenta ejecutiva desde hace siete años, finalmente reveló sus intenciones. Yahoo espera tener unos 9,000 empleados y 1,000 contratistas hacia finales de 2016.

Eso reducirá la empresa en un 42 por ciento comparado al tamaño que tenía en 2012. Yahoo también cerrará cinco de sus oficinas en el extranjero, incluyendo Dubai, Ciudad de México, Buenos Aires, Madrid y Milán, y se saldrá de negocios como Juegos (Games) y Smart TV (TV inteligente) para reducir su portafolio de productos.

Los mediocres resultados financieros de Yahoo en el cuarto trimestre tan sólo reforzaron la necesidad de cambio. Las ventas subieron a US$1,270 millones frente a los US$1,250 millones en el mismo periodo del año pasado. Las ganancias, menos algunos gastos, fueron de 13 centavos de dólar por acción. Los analistas esperaban US$1,190 millones, así que la empresa cumplió las expectativas. Las ventas de todo 2015 fueron de casi US$5,000 millones, un poco más que los US$4,600 millones de 2014.

No llores por mí, Sunnyvale

Las decisiones anunciadas hoy suponen un golpe para Mayer, una ex ejecutiva de Google que comenzó a expandir e invertir en nuevos productos y servicios luego de tomar el control de la compañía con sede en Sunnyvale, California, en julio de 2012. Yahoo rediseño muchos de sus servicios y aplicaciones móviles, desde Deportes hasta Clima. Mayer también gastó US$2,000 millones en más de 50 adquisiciones para traer nuevo talento y tecnología. Hizo grandes apuestas en medios, incluyendo la firma de un acuerdo para transmitir en vivo un juego de la NFL por primera vez en Internet, como parte de su apuesta por hacer de Yahoo un destino online relevante y arrebatarle usuarios a rivales como Google, Facebook y Twitter.

Pero muchos de esos esfuerzos han fracasado. Mayer también aceptó que algunas decisiones llamativas, como la de evitar la cancelación de la comedia

Communitypremium

Ahora Yahoo, y Mayer, están sintiendo el peso de esos fracasos. En noviembre, ocho de los diez principales apps en US eran propiedad de Google o Facebook, de acuerdo con el analista de mercados ComScore. El único puesto que Yahoo logró dentro de los primeros 15 de la lista vino a través de una alianza con Apple: el app de información bursátil, cuyo contenido es provisto por Yahoo y que se carga automáticamente en los iPhones, ocupó el puesto número 12.

El estado de la suerte de Yahoo parece cambiar cada semana. Apenas en diciembre pasado, Yahoo estaba intentando vender el 15 por ciento que posee del gigante chino de comercio electrónico Alibaba, valuado en más de US$30,000 millones. La venta estaba diseñada para liberar a Yahoo de una carga fiscal de miles de millones de dólares. Pero las preguntas comenzaron a surgir acerca de la transacción luego de que el Servicio de Rentas Internas de EE.UU. (IRS, por sus siglas en inglés) propusiera nuevas reglas sobre cómo tasar las ventas corporativas.

La compañía cambió de dirección luego de ser presionada por inversionistas y en diciembre dijo que tal vez buscaría poner en venta todo menos su parte en Alibaba.

Starboard, un grupo inversionista activista que posee menos del 1 por ciento de la compañía, urgió el mes pasado a Yahoo a reemplazar a la mayoría de su junta de directivos y a vender el negocio.

No queda duda de que ha llegado el momento de tomar decisiones cruciales para Mayer, de 40 años de edad y quien se unió a Yahoo luego de trabajar por 13 años en Google, principalmente en el área de la interfaz de búsqueda para usuarios. Poco después de haber llegado a Yahoo, Mayer trabajó rápidamente para mejorar la moral entre los empleados y renovar la cultura corporativa de la empresa, lo que incluyó dotar a los trabajadores de nuevos teléfonos inteligentes y ofrecer comida gratis en la cafetería.

Pero ahora la moral de los más de 10,000 empleados de Yahoo ha caído tan bajo que ahora se refieren a Mayer como "'Evita', en alusión a Eva Perón, la ex primera dama Argentina cuyo inmenso ego y ascenso al poder político y la riqueza fueron tema de un musical que lleva por título el mismo nombre", reportó el mes pasado el diario The New York Times. Más de un tercio de la fuerza laboral de Yahoo se ha ido de la empresa en el último año, agregó el diario, citando fuentes anónimas.

Un portavoz de Yahoo declinó hacer comentarios sobre la moral de los empleados.

Por lo que toca a los trabajadores, Yahoo dijo hoy que no tomó la decisión de hacer recortes "de manera ligera y haremos todo lo posible para manejar el proceso con consideración, transparencia y compasión".