​Yahoo enciende la polémica por la venta de fotos de Flickr

Un reporte de 'The Wall Street Journal' indica que no todos los usuarios de la red de fotografías están contentos con el uso que se da a sus imágenes.

flickr-mural.jpg
Flickr ofrece un servicio pago para imprimir las fotografías de sus usuarios más creativos.Foto de Captura de pantalla César Salza/CNET

Yahoo ha comenzado una campaña para promover el uso de su nuevo servicio de impresión fotográfica Wall Art, que lanzó a nivel mundial hace una semana, y para ello ha comenzado a ofrecer servicios de impresión de las mejores imágenes para que cualquiera pueda colgarlas en su salón.

Sin embargo, esto ha desatado la polémica.

Según The Wall Street Journal, hasta ahora la comunidad de usuarios de Flickr había sido autónoma; solicitándose entre ellos permisos de uso -- e impresión -- de sus fotografías sin mayores problemas. Sin embargo, con Wall Art, Flickr ha cambiado las reglas: ha hecho una selección de las mejores fotografías en el sitio web y las ha puesto a la venta para que cualquiera pueda comprarlas, imprimirlas y colgarlas en su salón.

Esto es posible gracias a que muchas de las mejores fotografías de Flickr están bajo licencia de Creative Commons -- un instrumento legal creado por la organización del mismo nombre -- que permite a los autores compartir sus obras libremente, aunque con algunas restricciones.

De las 300 millones de fotografías alojadas en Flickr, al menos unas 50 millones se encuentran bajo modalidad de Creative Commons, motivo por el cual la empresa puede ofrecerlas para su reproducción. Esto, no obstante, se hace siempre respetando las modalidades de la licencia, que en algunos casos implica pagar a los autores que así lo han solicitado al subir la imagen a la web por primera vez.

Según el reporte del Journal, algunos fotógrafos están contentos con la posibilidad de que sus imágenes sean impresas y lleguen a cualquier rincón del mundo, pero no así todos. Algunos han denunciado la arbitrariedad del nuevo servicio, que no permite a los que no lo deseen salirse del programa de impresión.

"A cualquier aficionado a la fotografía le encantaría tener sus fotos colgando en las paredes de todo el mundo", dijo al Journal Andreas Overland, un usuario de Flickr en Oslo, Noruega. De los 14 artistas entrevistados por el periódico, ocho, incluyendo a Overland, se mostraron de acuerdo con el nuevo servicio. Pero existen los que no están para nada contentos.

flickr-imagenes.jpg
Flickr ofrece la posibilidad de ir a las imágenes Creative Commons o a las de licencia.Foto de Captura de pantalla César Salza/CNET

Entre estos últimos se encuentra Nelson Lourenco, un fotógrafo de Lisboa, quien dijo que aunque comprendió que al aceptar que sus fotografías fueran Creative Commons cedía sus derechos "vender mi trabajo y conseguir dinero por ello fue una completa sorpresa".


Flickr otorga 51 por ciento del importe de la venta de las fotografías con licencia de pago a sus creadores, mientras que mantiene la totalidad de aquéllas que permiten su explotación comercial sin pedir nada a cambio.

Yahoo dijo al Journal que cumple con los términos de vender sólo aquellas imágenes que permiten uso comercial, mientras que la propia organización Creative Commons aseguró que la empresa no estaba infringiendo ninguna norma.

La polémica ha trascendido hasta el punto de que muchos usuarios han comenzando a cambiar el tipo de licencias de sus fotografías para impedir que Flickr pueda venderlas.

Close
Drag