​Yahoo cierra en China y despide a cientos de empleados

La oficina de Beijing, que emplea a unos 300 trabajadores en la investigación y desarrollo, era la única presencia física de Yahoo en China continental.

Yahoo también despedirá empleados en su sede de California. Yahoo

Yahoo ha confirmado el cierre de sus oficinas en China, una medida que se espera eliminará por completo 300 puestos de trabajo.


Empleados de Yahoo con sede en la oficina de Beijing fueron informados del cierre el mismo día en que éste se hizo público, dijo una portavoz. Yahoo no ofrecía productos locales en China, y la oficina - la única con presencia física de Yahoo en China continental - servía como un centro de investigación y desarrollo.

"Constantemente estamos haciendo cambios para volver a alinear los recursos y fomentar una mejor colaboración e innovación en nuestro negocio", dijo Yahoo en un comunicado. "Estaremos consolidando determinadas funciones en menos oficinas, incluyendo a nuestra sede central en Sunnyvale, California".

Yahoo no dijo cuántos empleados se vieron afectados por el cierre de la oficina, pero una fuente calificada familiarizada con el asunto dijo a Bloomberg que se empleaban entre 200 y 300 personas. Yahoo contaba 12,500 empleados en todo el mundo a finales de 2014, lo que significa que el cierre afecta a alrededor del 2 por ciento de su fuerza laboral global.

El cierre se produce en medio de crecientes presiones para reducir los gastos de los inversionistas, incluyendo a Starboard, que ha sugerido fuertemente a la presidenta ejecutiva de Yahoo, Marissa Mayer, recortar por lo menos US$500 millones en gastos. La compañía ha reducido alrededor de 600 puestos de trabajo en los últimos seis meses, sobre todo en las operaciones en Canadá e India.

El cierre se produce también un mes después de que el gobierno chino anunció nuevas reglas que requerirán a las empresas de tecnología basadas en el extranjero la entrega del código fuente, al tiempo que deberán someterse a auditorías y construir puertas traseras en productos de hardware y software. La nueva normativa, que entrará en vigor este mes, fue calificada por el gobierno de Obama como un "gran obstáculo" al comercio y un mercado abierto.

La medida se informó anteriormente por el South China Morning Post.

Close
Drag