CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Xiaomi quiere conquistar el mundo, paso a pasito

Quizá no conozcas esa marca china de dispositivos. Unos la acusan de plagiar a Apple; otros creen que está en camino a competir en el mercado global. Lo cierto es que es ambas cosas, y un poco más.

Celulares
xiaomimi410.jpg
El Xiaomi Mi 4. Cualquier parecido con el iPhone 5S es "mera coincidencia". Aloysius Low/CNET

Para una empresa fundada apenas en 2010, la fabricante china de electrónicos Xiaomi da mucho de qué hablar. Para unos no es más que una firma que plagia descaradamente los diseños de Apple. Para otros, es una fabricante de teléfonos de calidad que le dará mucha competencia a las grandes como Samsung y la propia Apple en el mercado global.

Lo cierto es que Xiaomi, ahora conocida como Mi (Mobile Internet) es una fabricante de teléfonos inteligentes y otros dispositivos lanzada por el emprendedor chino Lei Jun en 2010, y que tiene ambiciones que equiparan a las de su fundador.

"En Xiaomi, hemos juntado gente inteligente de Microsoft, Google, Kingsoft, Motorola, Yahoo y otras empresas de tecnología para realizar nuestra visión", dice su página web.

Entre esas personas se destaca el brasileño Hugo Barra, el otrora vicepresidente de Android que ahora funge como vicepresidente global de Xiaomi y, de cierta forma, es el encargado de defender la visión de la empresa ante el resto del mundo - en particular explicar el sospechoso parecido de sus productos y su marketing con lo que hace la gigante de Cupertino.

"La innovación es un proceso de iteración. No hay nuevas ideas, hay mejoras con respecto a las ideas todo el tiempo. El enfoque que estamos tomando con todo lo que hacemos es que estamos tratando de superar las expectativas de los usuarios," dijo Barra en entrevista con CNET en la sede de Xiaomi en Beijing, una sesión organizada específicamente para defender a la empresa de esas acusaciones.

xiaomimi403.jpg
Frente a frente: el iPhone 5S y el Xiaomi Mi 4. Aloysius Low/CNET

Cierto o no, el parecido de los productos y marketing de Xiaomi con los de Apple es más que evidente. El más reciente lanzamiento, el teléfono celular Xiaomi Mi 4, toma prestado el diseño del iPhone 5S, pero, como dice nuestro análisis, "la empresa ha agregado sus propios toques en el diseño con una cubierta trasera que es removible y una pantalla de 5 pulgadas". Recientemente, la empresa anunció el Mi Pad tomando elementos del iPad Mini y del iPhone 5C, mientras que el router Mi WiFi Mini se parece mucho al Magic trackpad de Apple.

Pero esos parecidos con Apple no parecen afectarle a Xiaomi en su mercado principal, China.

Este mismo año, la empresa vendió 50,000 unidades de su tableta Mi Pad durante los primeros tres minutos y 59 segundos que estuvo a la venta. Y en el primer semestre de 2014, Xiaomi vendió 26.1 millones de teléfonos móviles - una cifra que ya supera a las 18.7 millones de unidades que vendió en 2013. La compañía pronostica que venderá un total de 60 millones de celulares durante todo el 2014.

"La principal fortaleza de Xiaomi radica en la promoción de su marca y la venta de teléfonos de bajo costo pero de buena calidad. La empresa ha logrado constantemente lanzar y vender teléfonos asequibles que ofrecen mucho más comparado a la competencia", dice vía correo electrónico Aloysius Low, experto de CNET en el mercado móvil asiático.

Ahora la pregunta es qué tan bien se puede desempeñar esta marca en el resto del mundo. Según reportes, la empresa pagó US$3.6 millones para hacerse de la dirección mi.com, en un claro intento para llevar la marca al resto del mundo.

"Creo que Xiaomi tiene lo necesario para competir en el mercado global, pero la compañía lo está haciendo lentamente", dice Low. "Sus productos son ridículamente baratos y compiten en una categoría superior a la suya".

xiaomimi407.jpg
¿Cuándo comenzaremos a ver el logo de MI en Latinoamérica y EE.UU.? Aloysius Low/CNET

La empresa mudó su sede global a Singapur el 21 de febrero de 2014, según su sitio web. La estrategia global incluye atacar varios mercados emergentes importantes, entre ellos India, Brasil, Rusia, Turquía y México, entre otros, aunque apenas comenzó sus primeras incursiones y el proceso, como dice Low, será lento.

Sin embargo, Jun, el presidente ejecutivo de Xiaomi, dijo que la empresa cuenta con suficientes instalaciones para asegurar la disponibilidad de inventario del nuevo Mi 4, que podría llegar a otras regiones del mundo con gran rapidez después de su debut en China.

Dominar China es dominar una buena cuota del mercado global. Pero parece que Xiaomi no se conformará con esto, aunque los analistas dudan que entre en el mercado estadounidense. "Es muy poco probable que veamos los teléfonos Xiaomi en Estados Unidos, principalmente porque este mercado está controlado fuertemente por las operadoras [de telefonía celular], lo cual significa que hay que invertir mucho tiempo y dinero para tener éxito", dice por email Ryan Reith, experto en la industria móvil de la firma de investigación de mercado IDC.

Reith no cree que Xiaomi alcance una presencia en 120 países como las gigantes de la industria, Apple y Samsung. Sin embargo, con el hecho de ser fuertes en uno de los mercados más grandes del mundo, "ya ha comenzado a competir [a nivel global], incluso si lo están haciendo solo con base en su desempeño en un país [China]".

Y China, con sus millones de clientes, no es poca cosa, aunque está claro que las ambiciones de Xiaomi no se detendrán ahí. La fabricante tiene la calidad y el precio para, por lo menos, conquistar otros mercados emergentes, por lo que en poco tiempo podremos ver los productos con el logotipo de MI en México, Brasil y otros países de Latinoamérica.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO