Xiaomi lanzará su página de comercio electrónico en EE.UU.

La fabricante china, que ha crecido vertiginosamente, abrirá un portal comercial para probar algunos de sus productos, aunque dijo que aún no considera lanzar sus teléfonos en el mercado estadounidense.

Celulares
hugo-barra-9443.jpg
Los ejecutivos de Xiaomi, Hugo Barra y Bin Lin, hablan con periodistas en San Francisco. Josh P. Miller

SAN FRANCISCO -- Si no has oído hablar de Xiaomi, muy pronto lo harás.

La fabricante de dispositivos y proveedora de servicios por Internet china planea lanzar su sitio de comercio electrónico, Mi.com, en Estados Unidos "en los próximos meses", según dijo este jueves en una conferencia de prensa en esta ciudad el vicepresidente de operaciones internacionales de Xiaomi, el brasileño Hugo Barra, quien hizo su músculo en la industria trabajando para Android, de Google.

A pesar de no invertir en marketing tradicional y concentrar sus fuerzas en algunos mercados asiáticos -- China en particular -- Xiaomi se ha hecho de un nombre y fanáticos a nivel mundial. La firma ha capturado la atención del público a través de una fuerte presencia en redes sociales -- cuenta con 15 millones de seguidores en la popular plataforma china Weibo y 6 millones en el app de mensajería WeChat. La firma, que llama a sus clientes "fans", promueve reuniones físicas con ellos, realizando 665 en 2014, y les organiza fiestas. Por supuesto, Xiaomi espera exportar este nivel de entusiasmo a otros mercados, replicando estas estrategias.

Sus foros de discusión cuentan con 40 millones de usuarios y es en este espacio donde los fans sugieren, comentan, debaten e incluso aprueban los cambios que la empresa hace a su interfaz llamada MIUI, un ROM de Android modificado al gusto de los usuarios y que publica una actualización cada semana. Hasta el momento, Xiaomi ha desplegado 224 actualizaciones semanales.

Porque, a pesar de fabricar una amplia línea de aparatos -- desde teléfonos hasta audífonos y purificadores de aire -- los representantes de Xiaomi hicieron hoy énfasis en que la empresa se define a sí misma como una firma de Internet, que provee servicios y que utliliza el hardware como un conducto para atraer más usuarios. Las letras "MI" de su nombre significan "Mobile Internet" -- internet móvil.

No es coincidencia que los fundadores de Xaomi hayan elegido a Barra como su representante mundial. La empresa pone mucho énfasis en las características y cualidades de su ROM de Android, llamado MIUI, que dice tiene ya 100 millones de usuarios a nivel mundial. De hecho, Barra y Bin Lin, presidente de la empresa, dedicaron gran parte del tiempo de su charla de hoy con periodistas a la interfaz, que describen como "una interfaz hecha por y para los usuarios".

Sin embargo, no ha pasado desapercibido para nadie que actualmente Xiaomi es ya la marca más fuerte de smartphones en China. Xiaomi vendió 61.1 millones de teléfonos en 2014, según la empresa, que también dice ser la tercer mayor plataforma de comercio electrónico en el gigante asiático. Sus teléfonos Redmi y Mi se venden como pan caliente, literalmente, porque a la empresa le encanta presumir cuando se agotan sus inventarios en unos cuantos segundos, a pesar de que en ocasiones no da la cifra total de unidades vendidas. Ayuda bastante que estos dispositivos móviles cuestan mucho menos que teléfonos parecidos de la competencia. Todo eso ha servido para levantar el perfil y popularidad de la empresa.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Xiaomi vende todos sus productos a través de su página Web, lo cual reduce sus costos. Como fabricante de teléfonos se ha caracterizado por entregar productos de alta calidad, con la sospecha de que han sido fuertemente inspirados por la competencia, en particular Apple. En la reunión con periodistas de hoy, Lin, el presidente de Xiaomi, hizo énfasis en el celo con el que la empresa cuida su propiedad intelectual, negando que esta sea una de las razones por las que aún no quieren entrar al mercado estadounidense con sus dispositivos. Lin dice que Xiaomi solicitó 2,800 patentes en 2014.

Barra, por su parte, explicó que al ser una firma de Internet, es muy importante para ellos entrar a mercados de volumen alto -- con una gran población -- para que descarguen sus apps y usen sus servicios. Puso como ejemplo a India, y su próxima entrada a Brasil, planeada para este año. Xiaomi también está presente en Taiwán, Hong Kong, Singapur, Malasia, Filipinas e Indonesia.

Mientras tanto, la empresa dice que lanzar su sitio de comercio electrónico en Estados Unidos y "otros mercados" es por ahora un experimento, que no tiene fecha exacta pero que arribará en los "próximos meses". Sin embargo, los productos que Barra listó como posibles para el lanzamiento del sitio -- audífonos, discos duros externos, la banda de actividad física Mi Band -- no son los que le han dado el nombre y fama a la naciente gigante china.

Su hermoso tabléfono Mi Note, con un diseño de vidrio que envuelve todo el teléfono con curvas casi imposibles -- no está destinado venderse en Mi.com en Estados Unidos y por ahora es exclusivo para el mercado chino. "No tenemos un calendario para lanzar teléfonos en Estados Unidos. No está dentro de nuestros planes por ahora", dijo Barra.

Los ejecutivos pusieron mucho énfasis en las dificultades, retos y obstáculos relacionados a ofrecer teléfonos en el mercado de EE.UU, como los subsidios que provocan que el consumidor no esté tan enfocado en el precio, o las regulaciones y procesos de certificación que alargan el proceso de lanzamiento.

Además, los productos y servicios de Xiaomi fueron creados para el consumidor chino y para el mercado chino. A pesar de que han brincado a otros mercados, en particular India -- donde el precio importa mucho -- la marca es desconocida para el consumidor general en EE.UU., un mercado con mucha mayor competencia. Por todo esto, este experimento se enfrentará a una realidad muy diferente a la que vive la empresa en Asia.

Pero, considerando que Xiaomi apenas nació el 6 de abril de 2010 y ya vende millones de teléfonos al año gracias a su creativa aproximación al marketing, su relación con el consumidor y la buena calidad y precio de sus productos -- algo que puede resonar con el consumidor estadounidense -- no queda más que darle a esta original empresa china el beneficio de la duda.