CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Xiaomi pospone su llegada a EE.UU. hasta 2019

El nuevo jefe global de la fabricante china dijo que sus teléfonos podrían llegar a Estados Unidos 'en dos años, si no es que antes'. La meta original era 2017.

Aloysius Low/CNET

La fabricante de tecnología china Xiaomi, que ha penetrado exitosamente mercados de Asia y Sudamérica, parece que finalmente aterrizará en Estados Unidos.

Los teléfonos de la firma china podrían llegar a EE.UU. en "dos años, si no es que antes", dijo Wang Xiang, nuevo vicepresidente global de Xiaomi, en una entrevista con CNET después del lanzamiento del celular Mi 6 en Beijing, China, la semana pasada. Xiang sustituye al conocido ejecutivo brasileño Hugo Barra quien se ha unido a Facebook para dirigir su unidad de realidad virtual Oculus.

La nueva meta de llegada a EE.UU. es dos años después de la meta original, lo cual es un ejemplo de lo complicado que es penetrar el mercado estadounidense. Xiaomi tiene una reputación de fabricar teléfonos de calidad y de venderlos a precios bajos, con lo que se ha hecho de muchos fanáticos. Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses nunca han oído hablar de Xiaomi. El modelo de la empresa, que se basa en vender sus dispositivos directamente desde su página Web, no es común en EE.UU., donde la mayoría de los consumidores obtienen sus teléfonos con sus operadoras o en tiendas especializadas como Best Buy.

Algunos aficionados de hueso colorado de los celulares han esperado la llegada de Xiaomi a EE.UU. desde hace tiempo, aunque ahora parece que la empresa será un poco más conservadora. En CES 2017 en enero en Las Vegas, Barra retractó un comentario anterior que apuntaba a un lanzamiento en el mercado estadounidense en 2017.

Xiaomi sería la más reciente empresa china en intentar penetrar EE.UU. Otras han tenido un éxito mixto. ZTE y Alcatel se han visto relegadas a la categoría de media y baja gama, y gigantes como Huawei apenas han podido tocar la superficie de las posibilidades del mercado. OnePlus es popular entre algunos, pero es muy de nicho, y cualquiera que entre ahora podría perderse entre toda esta competencia.

"No queremos tomar una decisión al azar. Como decir, 'aquí esta el Mi 6, vamos a intentar entrar al mercado de EE.UU., y si no funciona nos vamos'", dijo Wang. "No, queremos estar preparados y entrar con todo en esos mercados".

Wang dijo que no se apresurará a entrar a EE.UU. porque la empresa no quiere decepcionar a los fanáticos que tiene en el país.

Xiaomi también tiene muchas presiones en su mercado local, en donde sus envíos cayeron el año pasado. La empresa cayó hasta el quinto lugar, del tercero, en 2016, según la firma de investigación IDC. Los primeros tres lugares los ocupan las chinas Oppo, Huawei y Vivo.

Cuando Xiaomi llegue finalmente a EE.UU., se puede anticipar que lo hará lentamente, quizá con teléfonos de gama media como el Redmi Note 4, antes de lanzar sus modelos insignia en el país.