guía de compras navideñas

El Xbox One ahora costará US$399 sin Kinect y ofrecerá otros beneficios

Microsoft anuncia cambios importantes: un Xbox One más barato y la eliminación del requisito de ser suscriptor a Xbox Live Gold para poder usar Netflix, Hulu Plus, YouTube, Skype e Internet Explorer.

Xbox_One_sale 399
Foto de Crédito: CNET

El Xbox One ha tenido una desventaja clara frente al PlayStation 4. A pesar de traer Kinect con el precio inicial, resulta más costoso que el la consola de Sony. Sin embargo, Microsoft parece haberse dado cuenta de este problema porque ha anunciado que reducirá el precio del Xbox One a US$399 sin Kinect.

Desde el 9 de junio, Microsoft venderá su consola al mismo precio que el PlayStation 4 (US$399), y ya no requerirá que los usuarios estén suscritos a Xbox Live Gold para poder utilizar las aplicaciones de streaming de contenido como Netflix, Hulu Plus, YouTube y HBO Go. Además, tampoco será necesario para acceder a aplicaciones como Internet Explorer, Skype y OneGuide.

Microsoft seguirá ofreciendo algunos contenidos y servicios exclusivos para los suscriptores de Xbox Live Gold, como el programa Games with Gold, un programa de Xbox que ofrece juegos gratis. Adicionalmente, para celebrar el aniversario de Games with Gold, los suscriptores a Live Gold recibirán un juego adicional del Xbox 360 gratis en junio.

A pesar de que Microsoft ha quitado a Kinect del paquete de su nueva consola, la empresa dice que continúa siendo "una parte importante de su visión". Aparte de la opción de US$399 que ofrecerá ahora, los usuarios todavía podrán comprar el Xbox con Kinect por US$499. Para aquellas personas que prefieran comprar solo la consola y que luego prefieran comprar Kinect, la empresa sacará a la venta en otoño la unidad por separado.

Así, Microsoft será ahora mucho más competitiva en el mercado, al vender el Xbox One por los mismos US$399 que cuesta el PlayStation 4 y ofrecer diferentes funciones que antes solo estaban disponibles para los que pagaban la suscripción anual de Xbox Live (US$60). Esto en realidad no tenía mucho sentido para los usuarios que querían utilizarla para reproducir contenido por Internet, ya que Roku, el Chromecast y hasta el PS4 han estado ofreciendo lo mismo sin recargos adicionales.