Woz y Luckey opinan sobre FBI vs. Apple y el futuro de la realidad virtual

El cofundador de Apple y el fundador de Oculus VR charlaron durante el Comic Con de Silicon Valley y compartieron con los asistentes su entusiasmo sobre el futuro de la tecnología.

El cofundador de Apple Steve Wozniak y el fundador de Oculus VR Palmer Luckey compartieron el escenario durante el Comic Con de Silicon Valley el sábado, 19 de marzo en San José, California.

Claudia Cruz/CNET

SAN JOSÉ, California -- Dos visionarios de la tecnología -- Steve Wozniak de la guardia vieja y Palmer Luckey de la nueva -- conversaron sobre la realidad virtual, el caso del FBI contra Apple sobre la seguridad móvil y la inteligencia artificial durante el primer día oficial del Comic Con en Silicon Valley este sábado.

Es la primera vez que se realiza la conferencia de cómics en esta ciudad.

Wozniak, que fundó Apple junto a Steve Jobs, y Luckey, el fundador de Oculus VR, empresa que fue adquirida por Facebook, compartieron su opinión sobre muchos temas relacionados al futuro de la tecnología.

Ambos piensan que la realidad virtual será impulsada por los jugadores de videojuegos -- mas no la pornografía -- porque, como dijo Luckey, "los que ven porno no tienen computadoras lo suficientemente poderosas, esa es la realidad". Después de eso, dijo el emprendedor de 23 años, veremos el uso de las gafas de realidad virtual en la educación, que reemplazará a los juegos como uno de los principales impulsores de la RV en unos años.

Sin embargo, lo que más le fascina a Luckey es el uso futuro de la realidad virtual para la telepresencia: poder compartir momentos en vivo con personas alrededor del mundo. La llamada "realidad virtual social" es uno de los usos que también más le interesa al presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

A Woz, que tiene 65 años, le interesa el uso de la realidad virtual para la educación, especialmente para llevarla a las aulas y transportar a los estudiantes a lugares que tal vez no puedan visitar por su cuenta.

Claro, con dos visionarios en el escenario, la conversación pronto viró hacia al futuro más allá de la realidad virtual -- al tema de la inteligencia artificial. Sin embargo, Woz se rehusó a adivinar el futuro.

"No podemos mirar hacia un futuro que aún no tenemos. Podemos ver algunas cosas parcialmente, pero tenemos que verlas un paso a la vez", dijo. "Pero es imposible ver tres o cuatros pasos más adelante".

Por su parte, Luckey ve con optimismo al futuro y piensa que la ciencia ficción se ha imaginado un futuro sensacionalista que ha asustado al público, porque para contar una buena historia se necesita drama y conflicto. "Creo que averiguaremos cómo usar estas tecnologías para el bien. Como dije, soy optimista", dijo Luckey. "Creo que habrán cosas de que preocuparse, pero no creo que por eso no debamos impulsar esas tecnologías".

A lo que Wozniak compartió, "cuando las máquinas comiencen a desarrollar sus propios sentimientos, crearán su propia cultura, y entonces será importante que les enseñamos ideas para que creen una cultura basada en el bien", dijo Wozniak.

Sin embargo, añadió una advertencia: "Un robot no le hará daño a un ser humano si el humano no lastima a un robot que tiene sentido; porque si el robot siente, sabrá que un humano lo puede matar, que el humano es el patrón y se convertirá en el enemigo del humano".

"[Los robots] deberían siempre ser nuestros amigos y ayudarnos a hacer más cosas de lo que podemos hacer", agregó Wozniak sobre la utilidad de los robots y la inteligencia artificial en el futuro.

Sobre el caso del FBI vs. Apple, tanto Wozniak como Luckey están a favor de la posición de Apple y las otras compañías de tecnología que han rechazado la solicitud del gobierno para desencriptar la clave de seguridad de un dispositivo.

Wozniak, quien trabajó en algún momento de su carrera como administrador de sistemas, dijo que en ese empleo se aprende a no mirar cuando un cliente teclea su clave y desde entonces tiene mucho respeto por la seguridad cibernética.

"Hay muchos ataques por Internet contra la seguridad y algunos de nosotros realmente respetamos la seguridad", dijo Woz. "Yo tomo la posición que muchas de las compañías de tecnología han tomado de no alterar ni un teléfono, porque al hacerlo les da al FBI y al gobierno el derecho de ir a cualquier compañía en cualquier momento y decirles que tienen que desarrollar su producto de cierta manera".

Luckey, por su parte, llegó a la misma conclusión, pero por otras vías.

"Estoy orgullo de ser americano y de llevar la bandera de Estados Unidos en alto", dijo el joven. "Yo amo a mi país, pero no siempre amo lo que hace el gobierno y pienso que en esto están equivocados".

Close
Drag