CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Cultura tecnológica

Woof Washer 360 es un método deliciosamente absurdo de bañar a tu perro

Dale un buen baño a tu amigo peludo con un aparato que se conecta a la manguera del jardín y que inicialmente puede parecer útil, pero que en la práctica representa algunos retos.

Este pudiera ser el perro más paciente del mundo. R&H Direct

Por lo general, la frase "Como se anuncia en la televisión" hace que huya del producto que están promocionando, artilugios de todo tipo que en ocasiones pueden resultar inútiles. Pero en este caso se trata de un producto que eleva el nivel de lo absurdo.

El Woof Washer 360 es un aro grande con numerosos orificios por donde sale el agua, un dispensador de champú incorporado y una conexión para la manguera del jardín. Para empezar, conectas la manguera, llenas el receptáculo con el champú, colocas a tu perro en el centro del aro y...

El obligatorio comercial de televisión muestra a un perro sucio con su dueño que lo persigue por el jardín preso de la frustración, para entonces mostrar a varios perros calmados y pacientes mientras los bañan con el aparato.

El Woof Washer 360 promete que puedas bañar a tu perro en menos de un minuto y que "te encante volver a bañarlo otra vez. En este momento sólo está a la venta en Estados Unidos, a través de la empresa que lo creó, R&H Direct, que afirma que planea lanzarlo al mercado en todo el mundo. El aparato viene en dos tamaños, el pequeño cuesta US$20 y el grande US$25.

El Woof Washer 360 ocupa un lugar destacado en el salón de aparatos para perros, donde lo acompañan otros igual de raros, como un traductor de lenguaje perruno, sillas para caninos y spas privados para tu cuadrúpedo preferido.

Y como ocurre con cualquiera de estos productos publicitados en televisión, hay que aplicar una buena dosis de escepticismo. Cualquiera con un perro intranquilo y poco obediente seguramente pasará mil trabajos para usar un aparato como éste. Es difícil determinar con cuánta presión sale el agua de los orificios y cuánto penetra el pelo del animal. Quizás es brillante, pero también es posible que termine en el cajón de esos productos que nunca debiste comprar.