CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

'Wonder Woman': Emocionante cinta en que la principal 'mujer maravilla' es su directora

[Reseña con pocos 'spoilers'] Gal Gadot se pone las botas, brazaletes y el traje de la Mujer Maravilla en esta película madura, feminista y que deja muy claro que más directoras como Patty Jenkins deberían estar trabajando al más alto nivel en Hollywood.

ww-11802rv2.jpg

Gal Gadot vestida para la batalla en Wonder Woman.

Clay Enos

Sí, Wonder Woman es otra superproducción de las muchas que se estrenarán este verano. Está basada en la vida de un personaje de DC Comics y nos explica el origen de Diana o la Mujer Maravilla, uno de los componentes de Justice League (o lo que quiere ser el contrapunto de DC Comics a los Avengers de Marvel).

En Wonder Woman hay efectos especiales, acción, luchas por el fin del mundo y crecimiento personal de un personaje que pasa de mujer generosa a heroína. Pero Wonder Woman es más que simplemente eso.

Para empezar es la primera película de superhéroes y gran presupuesto dirigida por una mujer: Patty Jenkins. Y eso se nota. La película se toma su tiempo para explicarnos quién es Diana. Su crianza como una amazona en la isla de Temiscira. Su curiosidad por descubrir la misión de su gente. La protección de una madre (Connie Nielsen) que sabe que su hija está destinada a tener que enfrentarse al dios de la Guerra. El amor de una tía (Robin Wright) empeñada en convertirla en la mejor guerrera posible. El idílico paraje que representa esta isla que sólo habitan mujeres guerreras extremadamente bellas. Jenkins casi nos invita a quedarnos en ella y yo lo hubiera hecho gustosa.

El accidente de aviación de Steve Trevor (Chris Pine) cerca de la isla precipita las cosas. Para empezar Diana le salva la vida, sacándolo del fondo del mar y evitando que se ahogue. Que nuestra heroína y su futuro interés sentimental se conozcan de este modo es en sí es todo un desafío a las normas que suelen dictar este tipo de género. Pero es que Diana no es ninguna dama en apuros que necesite ser rescatada. Jenkins se asegurará de que el mensaje feminista de esta película resalte cada vez que Steve intenta proteger a Diana sin que ella lo necesite, cada vez que Diana cuestione la poca utilidad y falta de comodidad del vestuario femenino en la Europa de principios del siglo XX, cada vez que ella demuestre que su sexualidad no es ni un tabú ni algo que desconozca.

Naturalmente eso no significa que nuestra protagonista no tenga ciertas debilidades. No la culpo, teniendo en cuenta que el primer hombre que ve en toda su vida es Steve. Pine y Gadot realizan un trabajo de interpretación medido, divertido e impecable. La mucha química entre ambos es innegable. Cuando ella lo ve desnudo y le pregunta si él es un ejemplo típico de su sexo, Steve responde con un: "Estoy por encima de la media". Y aquí Jenkins -- y esa sonrisa traviesa de Pine -- ya se han metido a todo el público en el bolsillo.

ww-fp-0237r.jpg

La mucha química entre Gal Gadot y Chris Pine es innegable. La belleza de ambos también.

Warner Bros.

Diana y Jenkins seguirán desafiando las normas a lo largo del resto de la película. La primera sobre lo que implica ser una mujer y un ser humano compasivo. La segunda sobre los ingredientes de una película de superhéroes. La de Jenkins tiene carcajadas, romance, conversaciones cargadas de sensualidad entre una pareja protagonista que tiene tiempo de conocerse (en lugar de simplemente enamorarse porque sí como suele pasar en el cine de acción), aventuras (cuando Diana decide acompañar a Steve a Europa para luchar en la Primera Guerra Mundial e intentar cumplir el cometido de las Amazonas de matar al dios de la Guerra), momentos para reflexionar (sobre todo sobre los horrores de la guerra), momentos de sacrificio personal... Y sí, al final de la película no falta la gran secuencia de acción cargada de efectos especiales que estoy segura acontentará a los fans de siempre del género de superhéroes y palomitas.

La española Elena Anaya, que en Wonder Woman interpreta a una científica malvada aliada con los alemanes, nos contaba en una entrevista que Jenkins había defendido la película que ella quería hacer y había sacado los dientes cuando le decían cosas que ella no quería que ocurriesen. Se nota. La cineasta ha sabido encontrar el equilibrio perfecto entre humanidad y acción para conseguir una película de aventuras, entretenida y que no pierde el ritmo en ningún momento. Y lo mejor es que ni siquiera se le dan bien únicamente esas secuencias más intimistas, como cuando Diana le explica a Steve que ha leído los 12 volúmenes de Clío sobre el cuerpo y el placer y lo sabe todo sobre los placeres de la carne. Las secuencias de acción con cámaras lentas a lo The Matrix y Robin Wright vestida de amazona y volando por los aires también son absolutamente emocionantes.

Está claro que Gadot tiene un futuro prometedor en Hollywood, pero la Mujer Maravilla de esta historia es Jenkins en realidad. Esperemos que pueda seguir dirigiendo al más alto nivel en Hollywood después de esto (el funcionamiento de la película en taquilla acabará determinándolo) y que otras mujeres puedan seguir sus pasos. Y es que al género le sienta muy bien un cambio de aires.

Wonder Woman se estrena en EE.UU. este viernes 2 de junio. En México y España la película se podrá ver a partir del 23 de junio.


¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO