De 'Windows Phone' a 'Windows 10': ¿el cambio de nombre cambiará la percepción?

El sistema operativo Windows Phone va a desaparecer, ya que la versión de Windows 10 para dispositivos chicos se llamará, simplemente, Windows 10.

Cuando se trata de Windows Phone, Microsoft tiene la esperanza de que al simplificarlo los usuarios lo reciban mejor. Y la forma de simplificarlo se basa en eliminar la palabra Phone en favor del nombre de su próximo sistema operativo, Windows 10.

El vicepresidente del grupo de sistemas operativos de Microsoft Joe Belfiore hace una demostración de Windows 10 en un 'smartphone'. Captura de pantalla por Lynn La/CNET

Al eliminar Windows Phone y favorecer Windows 10, Microsoft quiere reforzar la idea de que todos sus dispositivos -- sin que importe el tamaño o forma -- correrán en la misma plataforma. La empresa cree que esta estrategia será clave para llamar la atención e interés de los consumidores hacia productos que funcionan con Windows, particularmente en el sector móvil, donde Microsoft está muy por detrás de Google y Apple.

El sistema operativo Windows Phone tenía una cuota de mercado del 2.9 por ciento en el tercer trimestre de 2014, según la firma de investigación IDC. En comparación, Android domina el mercado con el 84 por ciento, y Apple es segundo con una cuota del 12 por ciento.

"Creo que usar el nombre de Windows 10 es la medida correcta", dijo Carolina Milanesi, analista de Kantar Worldpanel. "Es un solo Windows con una experiencia que se adapta al formato pero permanece constante".


La primera vez que vemos Windows 10 en un teléfono Windows. Nate Ralph/CNET

Microsoft dijo en su evento llamado "Next Chapter" este miércoles que planea tener una versión de Windows 10 "ajustada" para dispositivos de tamaños de pantalla de menos de 8 pulgadas.

"Está diseñado para ir con tu PC como un gran acompañante", dijo Joe Belfiore, vicepresidente del grupo de sistemas operativos de Microsoft.

A pesar de las mejoras y nuevas funciones que llegarán a los smartphones con Windows 10, Windows Phone aún tiene mayores problemas. La cantidad de apps disponibles, aunque sigue creciendo, aún está muy detrás de las de Android y iOS porque los desarrolladores no están tan convencidos en invertir su tiempo en la plataforma. Fuera de la división de dispositivos móviles de Nokia, que ahora es parte de Microsoft, el apoyo de las fabricantes de teléfonos es ínfimo. Y los celulares que funcionan con Windows Phone padecen de una distribución limitada y poca visibilidad en las tiendas.

Levantarle el perfil a un Windows 10 que trabaja con teléfonos puede ayudar a solucionar el problema. Milanesi dice que la estrategia de Microsoft de promover los servicios de Windows en PCs podría, a la larga, hacer que la gente comience también a mirar hacia los teléfonos.

"Queremos pasar de que la gente necesite Windows a que elija Windows a que viva con Windows", dijo el presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, durante el evento.

Apostándole al sistema operativo equivocado

¿Te suena conocida esta estrategia de un Windows único? Es similar a una estrategia empleada por Microsoft alrededor del lanzamiento de Windows 8 en octubre de 2012. Se suponía que sería el comienzo del gran impulso de la empresa en el sector móvil. Microsoft planeó un gran esfuerzo de marketing alrededor del portafolio de dispositivos Windows, desde PC que corrían Windows 8 hasta smartphones con Windows Phone 8.

La empresa incluso tenía listo un teléfono insignia: el Lumia 1020 de Nokia, que se ganó las palmas de los expertos por su cámara de 41 megapixeles cuando salió en julio de 2013. AT&T, proveedor exclusivo, prometió que el 1020 sería su producto más importante en la época de regreso a clases ese año.

El problema fue que a muy poca gente le gustó Windows 8. La decisión de Microsoft de enfocarse en una interfaz táctil que se centraba en las baldosas activas decepcionó a muchos consumidores, y cualquier efecto positivo entre Windows 8 y Windows Phone 8 -- que también usaba el mismo sistema de baldosas -- se enfrío antes de comenzar.

Para diciembre de 2014, solamente el 13.5 por ciento de las computadoras de escritorio usaban Windows 8 o Windows 8.1. La mayoría de las PCs -- un 56.3 por ciento -- aún usan Windows 7, según Net Applications, que mide la actividad a través del análisis del uso de navegadores en sitios Web específicos.

La fría recepción para Windows 8 significó que no habría un efecto positivo en la percepción de Windows Phone, incluso después de una importante actualización en 2014 que incluyó la introducción de la asistente virtual Cortana. Además, no quedaron claras las diferencias entre el teléfono, tableta y computadora de escritorio.

"Windows 10 ayudará tanto a los apps como al reconocimiento, que es lo que esperábamos que hiciera Windows 8 pero que nunca se materializó", dijo Milanesi.

No es ninguna sorpresa que incluso socios añejos de Microsoft como HTC han quitado recursos a su desarrollo de dispositivos específicos para Windows Phone. La fabricante lanzó una versión de su teléfono HTC One M8 con el sistema operativo de Microsoft, pero cinco meses después del lanzamiento del original.

La estrategia en el sector de baja gama

Un área en donde Windows Phone ha tenido éxito ha sido con los teléfonos más asequibles. Microsoft sacó aún mayor ventaja en el sector de baja gama durante su conferencia para desarrolladores Build en abril al eliminar las tarifas por licencias para dispositivos de menos de 9 pulgadas de tamaño de pantalla y al trabajar con los fabricantes para crear diseños de referencia para los teléfonos más baratos.

Está claro por qué está haciendo esto Microsoft: la empresa está atacando el sector de mayor crecimiento del mercado de los smartphones. La semana pasada, Microsoft presentó dos nuevos teléfonos de bajo costo, el Lumia 532 y el Lumia 435 para atacar los mercados emergentes.

El Lumia 532 ofrece muchas opciones coloridas a un bajo precio. Microsoft

Pero los esfuerzos de la empresa en esta área no han ayudado del todo. Después de algunos años de crecimiento, la plataforma comenzó a caer en 2014. Su cuota de mercado del tercer trimestre (2.9 por ciento) cayó frente al año anterior, cuando tenía un 3.6 por ciento del mercado, según IDC.

Además, al enfocarse en dispositivos menos atractivos, Microsoft no ha tenido un teléfono Windows Phone genuino. El último celular que hizo ruido con su llegada fue el Lumia 1020.

Microsoft podría estar esperando para el lanzamiento oficial de Windows 10 antes de presentar un dispositivo insignia. La empresa dijo que pretende competir tanto en los sectores altos como bajos del mercado con un portafolio completo de productos.

"Somos una empresa de portafolios", dijo Jo Harlow, vicepresidente de teléfonos de Microsoft, durante una entrevista este mes. "Fuimos una en Nokia, y seguiremos siéndolo en Microsoft", aunque se negó a dar más detalles.

Un nuevo inicio para Windows 10

Microsoft tiene otra oportunidad para volver a reactivar sus ambiciones móviles cuando lance Windows 10. La recepción de las versiones iniciales del sistema operativo ha sido positiva, gracias en gran medida a la decisión de la empresa de recuperar viejos favoritos como la pantalla de inicio original. La empresa también está potenciando la experiencia en las computadoras de escritorio al traer a Cortana a las PCs.

Con el tiempo, el entusiasmo podría mudarse al espacio de los smartphones.

Pero Microsoft necesita mejorar su marketing. La empresa ha fabricado un sistema operativo para teléfonos desde hace años, pero la mayoría de los consumidores no lo saben o no se animan a cambiar de sistema operativo.

Microsoft no cambiará su forma de pensar con un esfuerzo breve para promover un solo teléfono.

"Si Microsoft quiere que esto tenga éxito, tendrán que apoyarlo con una campaña todo el año", dijo Roger Entner, un consultor de Recon Analytics. "Tienes que hacer que se vea como una ganador; tienes que hacer que parezca fácil".

Por ahora, dice, "los consumidores no lo toman en serio como una opción viable".

Close
Drag