CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

Whole Foods sufrió 'hackeo' en varios de sus establecimientos

Si comiste o bebiste algo en Whole Foods recientemente, es posible que quieras mantener un ojo atento en tus transacciones con tarjeta de crédito.

Whole Foods Market.

Un establecimiento de Whole Foods en California.

David Peevers / Getty Images

Las compras en Whole Foods podrían haber costado a muchas clientes más que lo que cuesta ahora un buen aguacate.

La popular cadena de comestibles, que Amazon compró por US$13,700 millones en junio, advirtió a sus clientes esta semana que ladrones robaron información de tarjetas de pago en varias de sus tiendas. El ataque cibernético afectó a los bares de cerveza y restaurantes de Whole Foods, no a las tiendas de comida en sí, dijo la compañía.

Estas tiendas y restaurantes usan un sistema de pagos diferente al de las compras regulares en Whole Foods. El hackeo no se extendió a los servidores de pago de Amazon porque no están conectados a las tiendas Whole Foods, dijo la compañía.

Los ataques de punto de venta suelen dirigirse a cadenas populares. Cadenas de comida rápida como Chipotle y Wendy's han sido golpeadas en el pasado, cuando hackers robaron información de las tarjetas de crédito de los clientes. Los ciberdelincuentes a menudo buscan objetivos fáciles para ganar dinero rápido, y los restaurantes han demostrado que son fáciles de hackear.

Whole Foods tiene 449 tiendas en los Estados Unidos y en más de 40 vende cerveza de barril.

"Aunque la mayoría de las tiendas de Whole Foods Market no tienen estas tabernas y restaurantes, Whole Foods Market anima a sus clientes a monitorizar de cerca sus estados de cuenta de tarjetas de pago y reportar cualquier cargo no autorizado al banco emisor", dijo la compañía en un comunicado.

Whole Foods no respondió a una solicitud de comentarios sobre cuántas personas se han visto afectadas y qué tiendas en específico fueron hackeadas.

La cadena de supermercados dijo que está trabajando con una firma forense de seguridad cibernética y con la policía para investigar quién está detrás del ataque.