WhatsApp decepcionó a los desarrolladores durante F8

El cofundador de la compañía de mensajería dice estar enfocado en ofrecer la mejor experiencia a los usuarios, aun si no permite compatibilidad con otros apps.

Brian Acton, de WhatsApp, decepcionó a más de un desarrollador durante F8 Paul Sakuma

¿Qué puedes comprar con US$19,000? A veces, un montón de problemas.

Eso es algo que Facebook aprendió esta semana durante su conferencia de desarrolladores F8 en San Francisco, cuando los ejecutivos trataron de explicar a un público de desarrolladores deseosos de crear apps por qué no van a ofrecer una manera de insertar programas y servicios a los 700 millones de usuarios en todo el mundo de WhatsApp.

Durante un panel con otros ejecutivos de Facebook, los desarrolladores preguntaron al cofundador de WhatsApp, Brian Acton, si su servicio ofrecería herramientas para la interconexión con sus programas. Muchos de los servicios Web, como Google, ofrecen esas herramientas, facilitando que aplicaciones suban y descarguen fotos o información o tengan acceso a información como datos cartográficos.

Cuando un desarrollador abogó para que WhatsApp creara estas herramientas para ayudar a su aplicación a conectarse con su gran base de usuarios en el extranjero, los asistentes aplaudieron en señal de aprobación. "Es algo muy delicado y difícil de decir aquí", dijo Acton. "No, no tenemos ningún plan en este momento en este momento".

La razón, dijo, es que WhatsApp no quiere inundar a sus usuarios con mensajes que éstos no quieren al permitir a los desarrolladores externos la posibilidad de conectarse con su servicio.

"Yo soy empático a su causa, y recibo correos electrónicos de personas de forma rutinaria que quieren, ya sea correr su app o ejecutar algo con WhatsApp como columna vertebral de su comunicación, pero estamos equilibrando eso con la experiencia de usuario", dijo Acton. "La experiencia del usuario es algo que tenemos que considerar sagrado ... queremos que los mensajes sean deseados, no forzados".

Algunos desarrolladores no se mostraron satisfechos con su respuesta. Aunque la charla aún no había terminado, los asistentes comenzaron a abandonar la sala después de esa respuesta.

La decisión pone de relieve la relación a veces conflictiva entre las empresas en Internet. La cultura de Silicon Valley se construye, en muchos casos, alrededor del intercambio fácil de información de empresa a empresa. Las personas que poseen iPhones de Apple, por ejemplo, aún pueden conectarse a los servicios de Google, acceder a su correo electrónico, calendario y contactos almacenados en los sistemas de la gigante de las búsquedas si así lo desean. La gran red social de Facebook se utiliza a menudo por otras empresas como una forma de acceder sus servicios o para ofrecer información a medios de comunicación.

Sin embargo, algunos gigantes de la tecnología son más protectores que otros del acceso a sus sistemas. Ellos no pueden ofrecer mucho (o cualquier) acceso a otros desarrolladores de software, a menudo citando el miedo - similar al de Acton - de los posibles efectos negativos que los programas externos podrían tener sobre sus servicios.

Pero eso no impidió que un desarrollador presionara aún más a Acton.

Mary Meeker, analista muy respetada de Internet y socia principal en Kleiner Perkins Caufield & Byers, defendió a Acton y a WhatsApp después del intercambio.

"Sé que hay frustración", dijo Meeker. "Pero si tienes una empresa que es el servicio más rápido y más elegante de mensajería en el planeta" y el formar parte de una empresa como Facebook no te obliga a cambiar eso... pues es una buena cosa.

Close
Drag