'Westworld' promete satisfacer todos tus deseos como espectador

[Reseña con pocos 'spoilers'] La nueva serie de HBO cuenta con Anthony Hopkins, Ed Harris y Evan Rachel Wood en su reparto y está escrita por Jonathan Nolan.

Ya te advertimos de que Westworld era uno de los títulos que más nos apetecía ver esta nueva temporada televisiva de otoño y, al menos su primer episodio, no nos ha decepcionado.

La nueva serie de HBO está creada por el matrimonio formado por Jonathan Nolan (hermano de Christopher Nolan y guionista habitual en algunas de sus películas como The Dark Knight) y Lisa Joy (guionista de Pushing Daisies y Burn Notice) y basada en el filme del mismo título escrito y dirigido por Michael Crichton en 1973.

Westworld nos transporta a un mundo en el que la robótica está tan avanzada que es difícil distinguir a un androide de un humano, excepto tal vez por la incapacidad que tienen los seres artificiales de espantarse moscas de la cara, pues han sido programados para no herir a ningún ser vivo.

Estos robots son los anfitriones en una especie de parque de atracciones, situado en pleno Gran Cañón del Colorado y ambientado como si fuera una película del Oeste, al que acuden invitados humanos para vivir todo tipo de experiencias. No hay apetito humano que no pueda satisfacer Westworld: ya sea sed de aventura, diversión, sexo o incluso el anhelo sangriento de ejecutar a algún androide.

"A partir del concepto increíblemente evocador del filme original, queríamos plantear una pregunta", explica Nolan en los materiales para prensa facilitados por HBO. "Si pudieras sumergirte por completo en una fantasía, una en la que pudieras hacer lo que quisieras, ¿descubrirías cosas sobre ti mismo que no querías saber?".

evanrachelwoodjamesmarsden.jpg

James Marsden y Evan Rachel Wood en un fotograma de Westworld.

John P. Johnson/HBO

Con esta premisa arranca la serie. En ella conviven un mundo de fantasía, sacado del Lejano Oeste y habitado por personajes como Dolores (Evan Rachel Wood), la ingenua hija de un ganadero que ni se imagina que todas las memorias y felicidad que siente no son más que fruto de un programa informático. O Teddy (James Marsden), un pistolero de pensamientos nobles atraído por Dolores. También están la madame del burdel del pueblo, Maeve (Thandie Newton); el fugitivo y ladrón Héctor (Rodrigo Santoro); o la pareja de recién llegados que ha pagado mucho dinero por tener acceso a Westworld y está sedienta de aventura y emociones. Del otro lado de esta ficción está el doctor Robert Ford (Anthony Hopkins), fundador y director creativo de ese universo. Además de un ejército de programadores, directores de contenido y supervisores de seguridad que se aseguran del correcto funcionamiento de todo.

¿Te has cuestionado alguna vez la naturaleza de tu realidad? Esta pregunta se plantea en un par de ocasiones a lo largo del piloto de Westworld. Se la hacen a Dolores, cuya idílica existencia queda interrumpida después de que su padre encuentra la foto hecha en Nueva York de una de las invitadas de Westworld. Un entorno, el neoyorquino del siglo XXI, que el ganadero es incapaz de ubicar. A esto hay que añadirle que él, junto al 10 por ciento de robots de Westworld, han recibido una actualización de software que les produce algunas anomalías en el comportamiento, como el recuerdo de días o vidas pasados.

Además de esta actualización errónea, los problemas para los empleados de Westworld los va a crear The Man in Black, el hombre de negro interpretado por Ed Harris, un asesino sin escrúpulos que se ha propuesto entender por completo el entorno en el que se encuentra.

Tenemos que advertirte de que Westworld no es Game of Thrones. Al menos no por el momento, aunque las intenciones de HBO para encontrar un sustituto para su serie de éxito son evidentes. Así que en todo caso no te alarmes si ves a uno de los personajes principales de la nueva serie mordiendo el polvo pronto durante el primer capítulo. Al menos en Westworld y si se trata de un robot, su resurrección está prácticamente garantizada. Y es que los androides viven en un loop casi continuo de memorias olvidadas y reinicios de su vida con cada nuevo día, hasta que los problemas de software rompan el controlado equilibrio.

anthonyhopkinsjeffreywright.jpg

Anthony Hopkins y Jeffrey Wright en Westworld.

John P. Johnson/HBO

Westworld comparte algunos de los ingredientes característicos de otras series de HBO: desnudez (sobre todo femenina), un presupuesto amplio que ha permitido conseguir unas tomas increíblemente hermosas del paisaje del Gran Cañón, mucha digitalización (es especialmente realista una secuencia en la que el personaje de Hopkins contempla cómo una especie de impresora 3D gigantesca genera uno de sus humanoides) y una trama compleja que apuesta por la libertad creativa de sus guionistas.

La serie, cuyo primer episodio está dirigido con maestría casi cinematográfica por el mismo Nolan, incorpora además un reparto de lujo y también muy cinematográfico. Con nombres como los de Hopkins, Harris o Wood el nuevo título puede llegar a convertirse en otro más de los motivos por los que cada vez da más pereza ir al cine.

La primera temporada de Westworld cuenta con 10 episodios y se estrena en HBO, HBO Now y HBO Go este domingo, 2 de octubre, a las 9 p.m. hora del Este de Estados Unidos.

Close
Drag