VR en E3 2016: La realidad virtual tiene un largo camino por recorrer

La realidad virtual estuvo presente durante la gigantesca feria de videojuegos, pero no todas las experiencias son tan buenas como otras.

Claudia Cruz/CNET

Puede haber sido 2015, cuando vimos por primera vez la promesa de la realidad virtual, pero este año, durante E3 2016, llegamos a ver las cosas en las que los desarrolladores de juegos han estado trabajando desde entonces. Hubo un poco de todo, desde juegos de realidad virtual promedio, algunos verdaderamente magníficos y otros menos perfectos.

Se podría argumentar que la conferencia de prensa de Sony el lunes se robó el show si se trata de realidad virtual (VR), pues anunció la fecha de lanzamiento para la PlayStation VR y prometió 50 juegos para la plataforma a finales de 2016. Sin embargo, en muchos aspectos, fue Bethesda y la promesa de Doom y Fallout en VR lo que prendió a los aficionados.

¿Qué es lo que funcionó?

Hubo algunas grandes experiencias esta semana en la feria E3 de Los Ángeles, pero Star Trek Bridge Crew de Ubisoft fue lo que verdaderamente se destacó. Usando un equipo de Oculus y los controladores táctiles todavía no disponibles, fácilmente resuelve uno de los problemas más grandes de VR: el movimiento.

Por el momento, los juegos en primera persona en realidad virtual se sienten raro. Los juegos se supone que son de inmersión, con el objetivo de ponerte realmente en el momento. Tanto Oculus como Vive han trabajado en controladores que replican el movimiento de la mano para promover esa sensación. Pero el moverse en un mundo de realidad virtual todavía se siente como una experiencia extraña y con frecuencia requiere de un controlador de juego más tradicional.

Un montón de juegos de realidad virtual están encontrando diversas formas de solucionar ese problema. En mayo, probé un juego llamado Front Defense, hecho por un equipo interno de HTC, en que te hallas luchando contra el Eje del Mal en la Segunda Guerra Mundial y desde detrás de sacos de arena. Bridge Crew tiene una solución igual de elegante: te encuentras sentado en la cubierta de una nave espacial y manejas una de las cuatro estaciones diferentes, desde la ingeniería hasta el timón. Fue probablemente el juego de realidad virtual más sofisticado que vimos en E3.

¿Qué necesita mejorar?

Farpoint, un juego de ciencia ficción en la PlayStation VR, también luce muy bien, pero quiere que te muevas por el mundo del juego como si estuvieses caminando. A tal fin el equipo creó un nuevo control llamado el PlayStation VR Aim. Es impresionante, incluso si parece como algo hecho de tubería de PVC barata. Pero desplazarse utilizando un joystick me hizo sentir tremendamente mareado, algo que no había experimentado antes de usar VR. Me sentía mal durante al menos 45 minutos después de jugar una demo de 15 minutos y realmente me sentí mareado mientras jugaba. Mi colega Sean Hollister sintió algo similar con Resident Evil VII, al igual que otros asistentes.

En tanto, con Bethesda, tanto los juegos de Doom como Fallout VR resolvieron este problema usando un sistema de teletransporte, que te permite seleccionar un punto en el mundo del juego y saltar directamente allí. Final Fantasy XV fue similar, pero con zonas de teletransporte limitadas. Es sin duda una manera de resolver el problema, pero mata la inmersión inmediatamente. Lo mismo ocurre con el uso de un controlador estilo mando de juegos. Va a ser un gran problema conforme la realidad virtual avanza como plataforma y es algo que necesita ser arreglado.

¿Es la realidad virtual para todos?

Si este año la feria E3 nos enseñó algo es que la realidad virtual todavía sigue en la búsqueda del "app por excelencia" (o killer app)

Los juegos en realidad virtual son sin duda algo divertido, pero no hubo ni un solo título que jugué que me hiciera salir corriendo a comprar un equipo. Star Trek estuvo cerca, pero incluso Ubisoft reconoció que necesita algo de trabajo. La PlayStation VR, que será lanzada en octubre, hará mucho para llevar la VR al salón de la casa familiar, pero es un poco light con base en lo que vimos en la feria. La VR basada en PC sigue siendo tremendamente costosa.

A pesar de todo esto, la realidad virtual en E3 fue algo que nos hizo emocionarnos. Se siente como que hemos estado esperando siempre por la promesa de que la realidad virtual se haga realidad. Puede que no sea en 2016, pero el futuro ya viene sin duda.

Close
Drag