CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Visa ayuda a los atletas olímpicos a pagar usando un anillo especial

La compañía de tarjetas de crédito hizo un anillo resistente al agua y libre de baterías que los atletas pueden probar en los Juegos Olímpicos de Río.

Sarah Tew/CNET

Nuevas formas de pago aceptan el uso de relojes, teléfonos y - ahora - anillos.

Sarah Tew/CNET

En los Juegos Olímpicos de verano que se llevarán a cabo en Brasil en agosto, los atletas estarán practicando sus respectivas disciplinas en todo tipo de ropa especial para andar en bicicleta, nadar o correr. Y todos sabemos que esos ajustados trajes no dejan mucho espacio para llevar una billetera.

Con esto en mente, Visa, un importante patrocinador de los Juegos Olímpicos de Río, dio a conocer esta semana un anillo que permitirá a la gente hacer pagos. El prototipo, que se puede utilizar en los terminales de pago que funcionan con NFC, se le dará a los 45 atletas patrocinados en el marco del equipo de Visa con la esperanza de poner a prueba el nuevo concepto en Río de Janeiro.

"Este es un dispositivo completo con toda la seguridad que Visa ofrece; es pequeño y no es aparatoso de usar," dijo Chris Dean, director de innovación y asociaciones estratégicas de Visa, mientras mostraba el dispositivo en un evento de prensa en Manhattan.

El anillo se llama simplemente Visa Payment Ring y no estará disponible en el mercado, sino que fue creado como un caso de prueba. Es apenas una de otras ideas que han concebido Visa y otras compañías en su intento de descubrir nuevas maneras para que las personas hagan sus pagos usando su teléfono inteligente, smartwatch, su coche y otros dispositivos. Hay varios otros anillos "inteligentes", incluidos los de Ringly y Elppy, pero la mayoría de estos artículos se centran en proporcionar notificaciones como nuevos mensajes de texto, y no para permitir pagos.

Al demostrar el nuevo dispositivo esta semana, Dean mostró cómo el anillo Visa funciona esencialmente de la misma manera que un teléfono inteligente o smartwatch para hacer pagos: el usuario simplemente coloca el anillo por encima de una máquina de punto de venta.

La idea de un anillo surgió de las conversaciones de Visa con atletas que estaban en busca de un dispositivo de pagos que no tuvieran que ponerse y quitarse, que no fuera pesado y que incluso pudiera soportar un chapuzón en una piscina. Para hacer esto posible, el dispositivo de Visa está hecho de una cerámica ligera y brillante e incrustado con una antena. Es resistente al agua hasta una profundidad de 50 metros y no necesita una batería; en su lugar, usa la energía de una máquina de punto de venta cuando se coloca sobre ésta.

El anillo será conectado a una cuenta de prepago Visa, que se puede volver a cargar en línea. Si se pierde o es robado, la cuenta del anillo puede ser cambiada de la misma manera en la que Visa cancela un número de tarjeta de crédito robada, dijo Dean.

No hay precio específico para el dispositivo, ya que es ahora sólo un prototipo.