CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

H-1B: Rechazo de solicitudes de visa alcanza cifra récord en 2019

Algunos solicitantes afectados trabajan en las grandes compañías de tecnología y muchos podrían haber sido traídos a Estados Unidos por las subcontratistas Infosys, Cognizant y Tata Consultancy.

visa-us-h-1b.jpg
Departamento de Estado de Estados Unidos

En lo que va de 2019, el gobierno de Estados Unidos ha rechazado casi el 32 por ciento de las solicitudes para una visa H-1B, un número récord en la negación de la visa de trabajo, según reportó Forbes.

En comparación, hace tres años, en 2015, el gobierno negó sólo el 6 por ciento de las solicitudes, según un análisis de la base de datos H-1B Employer Data Hub del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) por la Fundación nacional de política estadounidense.

Las visas H-1B están reservadas para trabajadores extranjeros con altos niveles de experiencia técnica y títulos educativos avanzados. 

El alza en los rechazos -- que subió 8 puntos porcentuales con respecto a 2018 -- podría deberse en parte por un cambio en la política implementada por el gobierno del presidente Donald Trump. En febrero de 2018, el gobierno cambió el estándar que tienen que sobrepasar los solicitantes, en particular aquellos que utilizan subcontratistas para trabajar en tecnología en EE.UU. La meta, según el memorandum, es "proteger el interés de los trabajadores estadounidenses".

El nuevo estándar afecta directamente a los solicitantes que usan subcontratistas para obtener su visa. Ahora para recibir una visa H-1B, el solicitante tiene que trabajar en una "ocupación especializada".

Las más grandes subcontratistas en la industria de la tecnología son Cognizant, Infosys y Tata Consultancy. Estas empresas se enfocan en posicionar a los visados en empresas de tecnología. 

Estos subcontratistas han visto los rechazos de sus solicitudes aumentar el 50 por ciento sólo en 2019, reportó Wired.

Los rechazos impactaron a las más grandes empresas de tecnología, como Amazon, Microsoft, Google, y hasta Walmart -- pero las más afectadas fueron las subcontratistas.

Según un tuit de USCIS, el rechazo de más extranjeros impulsará la contratación de estadounidenses con títulos técnicos avanzados. 

Sin embargo, algunos de los trabajadores rechazados ya tenían una H-1B y buscaban renovar la visa. 

Algunos de estos solicitantes en EE.UU. han demandado al gobierno y argumentan que el cambio al estándar se hizo de forma arbitraria sin consultar al Congreso, en violación del Acta de Procesos Administrativos del 1946, según Wired.

Reproduciendo: Mira esto: Unboxing del Huawei P30 Pro: el más esperado
6:29