Zika y los Olímpicos: ¿qué tanto deben preocuparse los asistentes?

Un reporte de 'Harvard Public Review' asegura que los Juegos Olímpicos de verano podrían hacer del virus de Zika una epidemia global.

© SERGIO MORAES/Reuters/Corbis

¿Se acuerdan de la película Contagion? Pues ya hay quienes auguran que algo así podría vivirse este verano en Brasil.

En la película de 2011, un estadounidense se enferma en Hong Kong y trae la enfermedad de vuelta a EE.UU., causando una epidemia nacional. Pues ahora un reporte publicado en el Harvard Public Review argumenta que el medio millón de visitantes que llegará a la ciudad brasileña para los Juegos Olímpicos de este verano podrían desatar una propagación similar del virus de Zika.

En el reporte, el profesor Amir Attaran de la Universidad de Ottawa sostiene que los Juegos Olímpicos de este año deben ser cancelados para evitar que la enfermedad, que ha llegado a cerca de tres docenas de países, se propague aún más.

Un experto en salud insiste que los Juegos Olímpicos de Río 2016 deben cancelarse para evitar una propagación mayor del virus de Zika.

IOC

"Teniendo en cuenta la posibilidad de elegir entre la aceleración de una enfermedad peligrosa o no -- porque es imposible que los juegos detengan el Zika -- la respuesta debería ser una obviedad para los organizadores de los Juegos, también", escribió Attaran. "Haciendo a un lado el sentimentalismo, claramente los Juegos de Río 2016 no deben continuar".

La cancelación de los juegos sería una decisión muy importante. Han sido planeados con años de antelación y requieren grandes inversiones por parte del país anfitrión. Sin resultar una sorpresa, el Comité Olímpico Internacional (COI) dijo que los juegos sí se llevarán a cabo.

"No hay ninguna justificación para cancelar, retrasar, aplazar o mover los Juegos de Río", dijo el director médico del COI, Richard Budgett, según la BBC. El COI dijo en un correo electrónico el viernes que permanece en "estrecho contacto" con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades brasileñas para informar a los atletas y visitantes sobre cómo lidiar con Zika.

En caso de que no lo sepas, Zika es un virus que se transmite por mosquitos y que puede transmitirse también por la vía sexual.

Brasil es considerado la zona cero de esta epidemia, donde 1.5 millones de personas podrían haber sido infectadas. El virus de Zika se ha extendido a más de 58 países y territorios, la mayoría en América Latina y el Caribe. La OMS estima que podría haber hasta 4 millones de casos del virus en el continente americano en el próximo año.

Se sabe que Zika causa en casos graves defectos congénitos en los recién nacidos, incluyendo microcefalia -- una rara condición neurológica vinculada a los bebés que nacen con una cabeza anormalmente pequeña, y ocasiona fiebre alta y dolor muscular en los adultos. El virus también se ha relacionado con el síndrome de Guillain-Barre parálisis que provocan. Algunos investigadores creen que ingresó a Brasil con los visitantes asistir a la Copa del Mundo de 2014.

En enero, el COI dijo que los Juegos Olímpicos serían seguro para los atletas y visitantes porque los juegos se llevan a cabo durante los meses de invierno del hemisferio sur, cuando la población de mosquitos es más reducida. Sin embargo, la OMS ha aconsejado a las mujeres embarazadas que no viajen a cualquier área en la que la transmisión del virus Zika está en curso, incluyendo Río de Janeiro.

Ese tipo de noticias, sin embargo, no detuvo a la portera estadounidense Hope Solo, quien dijo el martes que sí iría a Río, a pesar de sus preocupaciones por el virus.

Aún así, sólo se necesita un viajero infectado para encender una catástrofe de salud, de acuerdo con Attaran, quien dice que el COI está siendo irresponsable por poner los juegos antes que la salud pública. Zika está "floreciendo", escribió, y Río es "el corazón del brote".

Deportes

Encuentra las mejores guías digitales para ver tus deportes favoritos y seguir la Copa América, el Mundial, las Olimpiadas, el SuperBowl y mucho más.

All Deportes Noticias
Close
Drag