Viejita, pero efectiva: esta ratonera de museo de 155 años aún atrapa roedores

Algunos inventos resisten el paso del tiempo, como esta centenaria ratonera que aún funciona y que no aún está preparada para ser una simple pieza de museo.

Así luce la histórica ratonera... cuando está vacía.

Museum of English Rural Life

Hace poco el Museo de la vida rural inglesa en la Universidad de Reading, en el Reino Unido, fue objeto de un allanamiento. El culpable fue encontrado muerto posteriormente en una de las exposiciones del museo. Tal vez esta tétrica historia te suene más a lo que podría pasar en algún episodio de The Twilight Zone, pero es absolutamente cierta. El allanador resultó ser, ni más ni menos, un ratón con muy mala suerte.

El juzgado, juez y verdugo fue una vieja ratonera de 155 años de edad conservada en los archivos del museo. La muy honestamente llamada "Ratonera Perpetua" fue fabricada por la compañía británica Colin Pullinger & Sons y patentada en 1861. Es descrita como "una trampa para atrapar ratones vivos con un mecanismo de balancín". El desafortunado roedor no pareció beneficiarse mucho del aspecto "vivo" de esta trampa.

Antes de seguir adelante, un breve anuncio para lectores sensibles: al final de este artículo encontrarán una foto que muestra parcialmente al ratoncito como fue encontrado, pero no es sangrienta.

Un asistente del curador encontró hace poco al ratón muerto dentro de la trampa y envió un email al personal del museo, diciendo: "parece que hay un ratón muerto en esta ratonera, el cual, según la descripción en la base de datos, no tendría que estar ahí". Eso es lo que se llama humor de historiador, amigos y amigas.

La historia precisa del ratón se desconoce, pero parece que luego de colarse al interior de la trampa ya no supo cómo salir. El personal del museo dijo que podría haber entrado al museo durante los trabajos de construcción que forman parte del proyecto de transformación del recinto.

El legado del roedor quedará marcado en la trampa en la forma de una etiqueta mordisqueada. El museo aún no ha decidido qué hacer con sus restos. Algunas de las opciones que se barajan son enterrarlo o disecarlo para exhibirlo de forma permanente, en cuyo caso pasaría a formar parte de la historia del museo.

Mouse in trap

El ratón tal vez pase a formar parte de la exposición permanente del museo.

Museum of English Rural Life

(Vía Atlas Obscura)

Close
Drag