CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Familias de San Bernardino demandan a Facebook, Google, Twitter

Las compañías del Silicon Valley son acusadas de permitir que el terrorismo y el apoyo de ISIS florezcan en los medios de comunicación social.

gettyimages-646639778-1.jpg

El contenido que promueve ISIS es a menudo distribuido por sus partidarios en las redes sociales.

Ahmad Al-Rubaye/AFP/Getty Images

Las familias de las víctimas de la masacre de San Bernardino están demandando a Facebook, Google y Twitter, acusando a las compañías de permitir conscientemente que la actividad terrorista tenga lugar en sus respectivas plataformas de medios sociales.

En una demanda presentada el miércoles ante el Tribunal Central del Distrito de California en Los Ángeles, miembros de la familia de tres víctimas presentaron su demanda, que abarca cuatro cargos relacionados con el terrorismo, un cargo de "negligencia infligida de angustia emocional" y uno de muerte injusta.

"Durante años, los acusados han ofrecido, a sabiendas e irresponsablemente, el uso de sus plataformas al grupo terrorista ISIS como una herramienta para difundir propaganda extremista, recaudar fondos y atraer nuevos reclutas", dice la demanda.

Twitter se negó a comentar sobre el asunto, y representantes de Facebook y Google no respondieron de inmediato.

El tiroteo de diciembre de 2015 llevado a cabo por Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, dejó 22 heridos y 14 muertos. Una batalla legal de alto perfil se produjo entre la FBI y Apple, que se negó a permitir que los funcionarios tuvieran acceso a la puerta trasera de un iPhone utilizado por uno de los perpetradores.

Ambos casos son de naturaleza diferente, pero plantean preguntas sobre cuánta responsabilidad deben asumir las empresas de tecnología cuando sus productos se utilizan para actividades nefastas.

Tanto Facebook como Twitter tienen reglas firmes que prohíben amenazas de violencia y la promoción del terrorismo, pero cada vez son más las presiones para que tomen medidas preventivas contra el crecimiento de ISIS en particular. Las empresas de medios sociales, especialmente Facebook, también están lidiando con un tema más amplio de violencia que consiste en transmitir actos violentos en sus transmisiones en vivo y otros contenidos.

Las tres compañías también fueron demandadas, sin éxito, en diciembre de 2016 por las familias de tres de las víctimas de la discoteca de Orlando en junio pasado. Ninguna demanda de este tipo ha pasado más allá de la fase preliminar, ya que las empresas tienen inmunidad de responsabilidad por el contenido publicado por los usuarios bajo la ley federal.