CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

​Viber ofrece llamadas gratis a los 7 países afectados por decreto de Trump

El servicio perteneciente al gigante japonés Rakuten quiere ofrecer una solución a los problemas que enfrentarán las víctimas de la orden ejecutiva del presidente de EE.UU.

Viber muestra su cara más amable ante orden ejecutiva de Donald Trump.

Viber

La orden ejecutiva del presidente Donald Trump está derribando muros y demostrando de qué lado está la solidaridad de las empresas de tecnología. Viber, la aplicación de llamadas, ha sido la última en mostrar su buena voluntad ante el decreto de la Casa Blanca.

El servicio, perteneciente al gigante del comercio electrónico japonés Rakuten, anunció a través de Twitter y también en su sitio Web que desde hoy ofrecerá llamadas gratuitas entre teléfonos fijos o móviles entre EE.UU. y cualquiera de los siete países afectados por el decreto presidencial.

Así las llamadas con destino a Siria, Iraq, Irán, Libia, Sudán, Somalia y Yemen hechas desde Estados Unidos serán totalmente gratuitas, y lo mismo sucederá desde esos países.

"Viber siempre ha estado comprometido a permitir a las personas conectarse de forma libre y segura en cualquier momento y lugar. Bajo las circunstancias actuales, nos sentimos obligados a permitir que nuestros usuarios permanezcan cerca incluso cuando están separados", dijo Michael Shmilov, jefe de operaciones de Rakuten, según reportó The Next Web.

En el sitio Web de la empresa se puede leer: "conectamos a las personas. No importa quiénes son o de dónde son".

Empresas como Lyft han asegurado que ayudarán a la Unión de Estadounidenses por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) con donaciones que llegarán hasta US$1 millón en los próximos cuatro años para que sigan defendiendo la constitución del país. Por su parte el presidente ejecutivo de Airbnb, Brian Chesky, dijo que el servicio ofrecería vivienda gratuita a los refugiados y a cualquier persona cuyo ingreso haya sido prohibido en EE.UU.

En general, las empresas de Silicon Valley arremetieron el fin de semana contra la orden de Trump sobre inmigración, mientras que Uber pagó los platos rotos en una crisis de comunicación y reputación en Nueva York, que ocasionó que los ciudadanos promovieran la etiqueta #DeleteUber en todo el mundo.