guía de compras navideñas

¿Vas a viajar? Cambia la SIM de tu ‘smartphone’

Si tienes el teléfono adecuado, puedes reemplazar tu tarjeta SIM de EE.UU. por una del país al que vas y te puedes ahorrar un montón de dinero.

Paper holder recycled SIM cards
Tarjetas SIM-nano de plástico reciclable y papel de Ben Technology presentadas en el Mobile World Congress 2013.Foto de CNET Asia

A la hora de viajar a otro país, ¿por qué no hacer lo que hacen los oriundos de allí? O sea, si tienes el teléfono adecuado, puedes reemplazar tu tarjeta SIM de EEUU. por una del país que estás visitando y ahorrar un montón de dinero.

Por US$30, por ejemplo, AT&T quiere ofrecerme la enorme cantidad de 120MB de datos cuando viajo fuera de EE.UU. Muchas gracias, pero no.

Lo mismo ocurre con otros proveedores de telefonía celular que quieren cobrar una enorme cantidad de dinero por sus planes “globales”. Pero eso tampoco me interesa.

En la actualidad, tengo un plan de datos ilimitados, 300 minutos de llamadas y 3,000 mensajes de texto en mi Nexus 4 mientras viajo por Inglaterra. ¿El costo? Los mismos US$30 que AT&T me cobraría por muy poquito.

¿Cómo le hago? Muy fácil. Tan pronto cruzo el control de migración de la Terminal 3 del aeropuerto de Heathrow, me encuentro con mi máquina expendedora favorita:

SIM_DannyS.jpg
Foto de Crédito: Danny Sullivan

Es fácil. Eliges la opción que prefieras, insertas tu tarjeta de crédito y ¡listo! En mi caso, elegí 3, un proveedor británico que llevo usando por años.

De hecho, tengo una tarjeta SIM con la empresa 3 que he mantenido activa por varios años, al igual que mi esposa. Pero la máquina fue muy útil también para poner a mis hijos en 3 con un plan familiar.

En cuestión de minutos, todos nuestros celulares, mi Nexus 4 y mi famila en dos iPhone 4 y un iPhone 4S, quedaron listos para ser usados en Inglaterra.

Hace dos años, en el aeropuerto de Sydney, Australia, me topé con puestos de bienvenida por parte de las compañías locales de telefonía móvil, diseñadas para dar la bienvenida a casa pasajero. Había tarjetas SIM, pero también móviles listos para rentar.

A principios de este año, hice algo similar en Alemania, aunque fue un poquito más complicado. Ahí no había máquinas expendedoras, pero encontré una tienda de electrodomésticos en el aeropuerto de Munich y una amable vendedora rápidamente me conectó con la compañía Blau.

El año pasado, un viaje a Costa Rica probó ser un reto aún mayor. No había máquinas expendedoras de tarjetas ni tiendas de electrónicos abiertas. En cambio, fui a una pequeña tiendita en una zona turística y rápidamente conseguí una tarjeta SIM y un plan local.

La desventaja: un número diferente

Si viajas a otro país y consigues una SIM local, es casi seguro que vas ahorrar muchísimo dinero, y te va a costar menos que pagar el plan global que ofrezca tu proveedor de telefonía móvil. Pero nada es perfecto.

Tal vez lo más importante, es que todos aquellos en EEUU que te quieran llamar o mandar un texto no te van a poder contactar. Si es importante para ti que tu número se mantenga activo, lo mejor es olvidarte de una SIM local y buscar alternativas.

Yo, por ejemplo, uso Google Voice, así que no es realmente un problema. Cualquier llamada que entre a mi número de EEUU. se va directo a un buzón de voz que va directo a mi email y que puedo acceder desde una computadora. Incluso puedo enviar textos de vuelta desde una computadora y les aparecerá mi número de Google Voice.

Por supuesto una vez que tengas un número “local”, se lo puedes dar a todas esas personas que quieran contactarte de verdad y tendrán que marcarte al número que les des.

¿Funcionará tu teléfono?

Otro gran problema es determinar si tu teléfono funcionará en otros países. Si tienes un plan con AT&T o T-Mobile, es casi seguro que podrá transmitir las frecuencias adecuadas y en el formato GSM. Pero no esperes recibir velocidad 4G o 4G LTE. El 3G es todavía lo más común fuera de EEUU.

Asimismo, tu teléfono necesitará estar desbloqueado. He descubierto que AT&T es muy bueno haciendo esto, si es que tienes mucho tiempo ya con tu móvil. Con un poquito de investigación por ahí, encontrarás muchas compañías que ofrecen desbloquear tu móvil, así como instrucciones sobre cómo hacerlo tú mismo con teléfonos como el Samsung Galaxy S3 o S4.

Si necesitas una manera fácil de poner a prueba tu teléfono antes de viajar, comprar una tarjeta SIM de una compañía rival en EEUU. Por ejemplo, si tu proveedor es AT&T, compra una SIM de T-Mobile. Mira si puedes usarla en tu teléfono “desbloqueado”. Si sí puedes, entonces podrás viajar. Si no, asegúrate de averiguar el porqué antes de viajar.