guía de compras navideñas

¿Vale la pena una garantía extendida para tu TV?

Las tiendas te van a querer convencer de que compres un "plan de servicio" de garantía extendida, pero ¿son una compra inteligente?

Televisores4K.jpg
Foto de Crédito: Sarah Tew/CNET
     

Las llamadas "garantías extendidas" son parte de ese costo extra tan común al final de una venta. Las tiendas te ofrecerán extender la garantía de tu TV por una pequeña cuota en caso de que algo salga mal. Al principio, suena como una buena idea. Después de todo, las TVs son caras y cada vez más complejas de operar.

Pero si escarbas un poquito en el tema, verás que las garantías extendidas son prácticamente una pérdida de dinero.

A continuación te explico un poco sobre la lógica potencial de extender una garantía.

Percepción: la garantía de la fábrica no es la mejor

Esto es verdad. La mayoría de las garantías de fábrica cubren las partes durante un año y tres meses de reparaciones. Como podrás imaginarte, la reparación es la parte más cara.

Solución: Muchas tarjetajs de crédito -e incluso algunas tiendas- duplican la garantía del fabricante sin costo alguno. Visa, MasterCard, Discover y Amex tienen páginas web explicando cómo funciona el proceso.

Percepción: las TVs de pantalla plana son muy frágiles

Esto no es cierto, al menos no en lo que toca a las garantías. Sí, puedes romper una TV muy fácilmente si la tiras o la pateas. Pero la verdad es que bajo circunstancias normales, las TVs de pantalla plana son bastante confiables y no se descomponen a cada rato.

La página web de Consumer Reports en español ofrece una guía de servicio sobre televisores de alta definición (HDTV) para sus lectores. Entre 2008 y 2012, Consumer Reports encontró que la tasa promedio de reparación registrada entre las marcas más importantes de LCDs es de 4.3 por ciento; y 4.6 por ciento entre las de plasma. Incluso si expandes la información a todas las marcas existentes, la tasa promedio de reparación es de apenas 6 por ciento. Y considerando que el margen de error de una encuesta así sea de +/-3 por ciento, creo que la tasa de reparación es mucho menor a lo que muchos creen.

Por supuesto que hay TVs que van a fallar o incluso se van a romper. Pero ten en cuenta que esos casos son más raros de lo que parecen. Solo porque una TV se rompa un día, eso no significa que todas las TVs se van a romper.

Solución: estadísticamente hablando, es poco probable que tu TV se descomponga.

Percepción: las garantías son baratas, así que ¿por qué no?

Bueno, no puedo llevarte la contraria en este argumento; eso es cierto, al menos si comparamos el precio de las garantías hoy en día con el que tenían antes. Además, "baratas" es un término relativo, pues es mucho más barato comprar una garantía que reponer tu TV con otra nueva. Pero piensa por un momento sobre el porqué son ahora más baratas. Esta gente no te está haciendo ningún favor; ellos ponen el precio a sus pólizas con base en lo que el mercado determina. Si las TVs se descompusieran todo el tiempo, el precio de las garantías sería altísimo.

Te cuento una anécdota. Cuando estaba en la universidad, trabajé un tiempo en Circuit City, y ahí nos pedían que ofreciéramos a los clientes una garantía extendida al final de cada venta. No recuerdo los precios específicos, pero recuerdo que un plan de servicio por un año para una VCR podía costar hasta 25 por ciento del precio del producto. ¿Un plan de cinco años para un par de audífonos? Costaba unos centavos. ¿Cuál crees que es más propenso a romperse?


 

Otra cosita. A veces nos pagaban más sobre la garantía extendida que sobre el producto. ¿Qué nos dice eso acerca de los márgenes de ganancia?

Es importante también que verifiques qué es lo que esa garantía extendida va a cubrir y no va a cubrir --sin importar el precio. Por ejemplo, puede que no cubra la combustión interna de una pantalla (burn in, en inglés). ¿Tienes un pixel malo? Qué mala suerte.

Solución: con la mayoría d elos planes en el rango del 10 por ciento del costo total de una TV (dependiendo de la duración de la garantía), no son ofensivos per se. Pero estamos hablando de US$100 sobre una TV de US$1,000, lo cual es significativo.

La conclusión

Las garantías extendidas son solamente una especie de seguro para tu TV. El proveedor del plan de servicio está apostando a que no tendrás que usarla y seguro tú estás apostando a lo mismo. Las TVs de pantalla plana han probado ser muy confiables, así que es poco probable que tengas que repararla.

Sin embargo, si no te sientes cómodo comprando algo sin seguro, no te dejes convencer por mí. Si eso te hace dormir más tranquilo por las noches, adelante. Compra una. Pero si eres de lo que las perciben como algo dudoso, ten en cuenta que lo mejor es ahorrarte ese dinero.

Una última cosa: los precios de las TVs caen cada año, al tiempo que aumentan sus funciones, tamaño y calidad de imagen. La primer TV de plasma costó más de US$15,000. Hoy, puedes conseguir una con una resolución muy buena y del mismo tamaño por solo US$500. Digamos que tu TV se descompone en cinco año. Es probable que puedas reemplazarla por mucho menos dinero del que te costó para empezar, o incluso puedes conseguir algo mejor. Tal vez una con pantalla OLED o una HD 4K.



If you're not the type of person who likes the idea of replacing TVs often, and you're worried about reliability even though the numbers show otherwise, then by all means get a warranty. For everyone else, skip 'em and spend that money on something like a TV setup Blu-ray, which will make your TV look better.