CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología de vestir

Estas uñas postizas con chips incorporados harán tu recorrido al trabajo muy 'fashion'

Una estudiante de moda en el Reino Unido inventa una útil manera de abordar el tren o el autobús: unas uñas postizas que son la última tendencia.

¿Podrían reemplazarse las tarjetas prepagadas de transporte por unas estilosas uñas postizas?

Lucie Davis/Instagram

La diseñadora británica de joyas Lucie Davis creó el tipo de manicura que podría hacer que el camino al trabajo sea no sólo más sencillo, sino mucho más estiloso.

Davis agarró el procesador RFID de una tarjeta Oyster card -- el tipo de tarjeta prepagada que los viajeros usan para pagar rápidamente sus viajes en transporte público -- y la incorporó en un juego de uñas postizas azul y blanco de acrílico. De esa forma, el portador puede pagar sus viajes con simplemente colocar la uña en el lector de tarjetas.

"Puedes seguir cargándolas con dinero. Ahora nunca más tendrás que preocuparte por perder tu tarjeta", dijo a WAH London Davis, quien acaba de recibir un título de licenciatura en diseño de joyas de Central Saint Martins en Londres.

Si bien estas uñas postizas podrían ser una solución innovadora para aquellos viajeros que pierden sus tarjetas Oyster con frecuencia o simplemente buscan una manera más sencilla de pagar la tarifa del autobús o el tren, la realidad es que las tarjetas prepagadas en forma de uñas postizas tal vez no sean una opción factible.

Técnicamente, las uñas quebrantan las regulaciones de transporte de Londres que indican que los usuarios no pueden manipular sus tarjetas Oyster o extraer los chips RFID que contienen. Sin embargo, esta regla podría no importar si las uñas postizas usaran un procesador de pago sin contactos, especialmente ahora que Londres ha reemplazado los boletos de tren por tarjetas de crédito sin datos de contacto.

Desde luego, las uñas postizas tal vez no sean el mejor lugar para albergar viajes prepagados considerando la frecuencia con la que las uñas postizas se despegan o se rompen debido al trajín diario.