¿Una Web más rápida a finales de este año?

HTTP 2.0 podría cargar páginas más rápidamente, pero algunos piensan que esta tecnología no podrá ser completada antes de que se termine 2014.

ietf-logo-large.png
Foto de Crédito: IETF

Una nueva versión del estándar HTTP podría cargar páginas web en los navegadores con una mayor velocidad. Sin embargo, estas noticias llegan en tiempos cuando cumplir con la función estándar está siendo difícil.

El viernes, el líder en el desarrollo del estándar Mark Nottingham presentó un plan para entregar el HTTP 2.0 y afirmó que si los desarrolladores se ponen las pilas es posible que a finales de año podremos tener un nuevo estándar.

“Hasta ahora sólo he oído que quieren que nos ciñamos a una fecha de entrega estricta”, dijo Nottingham. “Cada cambio que hagamos y cada función que añadamos tiene el potencial de atrasarnos”.


Sin duda, uno de los principales interesados en que se entregue el nuevo estándar lo más pronto posible es Google, cuya tecnología SPDY constituye el fundamento del HTTP 2.0. En 2009, Google presentó la SPDY que es utilizada en su propio navegador Chrome, en el Firefox de Mozilla, el Internet Explorer de Microsoft, en los sitios web que alcanzan estos navegadores y en ciertos software que entregan y cargan las páginas web en los navegadores.

Todos queremos navegadores más rápidos. Los usuarios visitan más páginas, compran más productos y hacen más búsquedas cuando las páginas web se cargan más velozmente. Pero, debido a que la construcción y el funcionamiento de Internet depende de tantas entidades, el proceso de cambio de las reglas y los estándares que gobiernan la web ha resultado complicado.

La función principal de la SPDY y HTTP 2.0 es multiplexing, la cual permite que varias solicitudes de transferencia de datos compartan una sola conexión entre el navegador y el servidor. Establecer estas solicitudes es costoso, y las páginas web requieren más y más a medida que Internet se ha tornado más compleja.

Google ha desarrollado la SPDY y está trabajando con la Unidad de Ingeniería Informática (IETF, por sus siglas en inglés) para estandarizar el HTTP 2.0. Su antecesor, el HTTP 1.1, nació ya hace 15 años, en 1999, y a Google le interesa, en especial por el factor financiero, que exista una Internet más veloz. 

Los escépticos del HTTP 2.0

Algunos dudan de que el HTTP 2.0 se complete y entregue a finales de este año.

“No he visto un borrador que tenga la más mínima señal de que está listo”, dijo Greg Wilkins, un desarrollado del fabricante de software Italio. “Existe un nivel de confusión en temas fundamentales”.

“Apresurarse hacia la solicitación de comentarios en vista del estado actual de las especificaciones es una locura”, dijo James Snell, un ingeniero en IBM. Mike Sweet, de Apple, aúna su voz a este sentimiento.

Poul-Henning Kamp, quien ha criticado la SPDY desde hace ya un tiempo, agrega que los que intentan sacar un nuevo estándar a finales de este año deben rendirse, admitir derrota y empezar desde cero. Sin embargo, esta apreciación le parece exagerada a Mike Belshe, desarrollado de SPDY y ex-empleado de Google.

No es fácil edificar una serie de estándares con un grupo de personas cuyas opiniones, prioridades e intereses difieren. Sin embargo, el IETF opera bajo el lema de “decisiones por consenso y código ejecutable”. Y, frente a las críticas, Nottingham hace una llamado a propuestas específicas y técnicas. 

En el mundo real

Al final de cuentas, la utilidad de los estándares depende de si la gente los implementa. Y en ese sentido, SPDY ha plantado un paso firme, con la posibilidad de que HTTP 2.0 siga su senda.

“Este ya es un camino bastante recorrido”, dijo Patrick McManus, de Mozilla, quien dejó ver cierta frustración frente a problemas que aparentemente habían sido resueltos vuelvan a surgir. “Perdónenme si no me pronuncio sobre cada traba en nuestro camino hacia la implementación de los estándares”. 

Nottingham concedió que es posible que la estandarización del HTTP 2.0 podría demorarse hasta 2015. Pero es seguro que el pasado, en el que el HTTP 1.1. no ha cambiado en lo que parece una eternidad dentro del mundo de la informática, no se volverá a repetir. Nottingham, de hecho, parece ceñirse a la tendencia en la industria del software de cambios frecuentes pero menos radicales.

“A pesar d que existen 15 años entre HTTP 1.1 y HTTP 2.0, es muy probable que la próxima revisión se presente más pronto”, dijo Nottingham. “No queremos hacer revisiones innecesarias al protocolo, pero tampoco queremos que nos tome más de cinco años en diseñar el protocolo perfecto. Si nos equivocamos, aprenderemos de nuestros errores”. 

Close
Drag