¿Una comedia sobre fútbol? ¿En serio, Netflix?

Muchos protestaron cuando se supo que la primera serie en español de Netflix será una comedia sobre fútbol, pero ¿cómo toma la empresa esas decisiones?

Close
Drag

Netflix anunció ayer su primera serie original en español, una comedia de fútbol creada por el mismo equipo que creó la exitosa película mexicana Nosotros los nobles.

Pero en las redes sociales no pasó mucho tiempo para que la gente empezara a preguntarse: ¿Comedia? ¿Fútbol? ¿Así o más cliché?

Por supuesto, no es ningún accidente que Netflix haya elegido un tema y un género tan obvios para su primera incursión en la producción de programas en la lengua de Cervantes. Estoy esperando la confirmación de la empresa para saber si fue el caso de este proyecto, pero esto es lo que sabemos de su modus operandi:

Todo lo que hace Netflix está calculado, y totalmente sustentado por las cifras y los datos de comportamiento y preferencias de sus usuarios.

El mexicano Carlos Gómez Uribe, por ejemplo, está encargado de entender qué tipo de contenidos les interesan a los usuarios de Netflix (ver entrevista arriba). El trabajo de Gómez se refleja específicamente en las categorías y géneros que Netflix nos recomienda dentro de nuestra cuenta, pero es la misma información y datos que la empresa también usa para formar sus decisiones en cuanto al lanzamiento de nuevas series originales.

Por ejemplo, antes de anunciar el remake de la serie House of Cards (cuya primera versión es inglesa), Netflix ya sabía que la serie original se había desempeñado bien en la plataforma. También sabía que las cintas de Kevin Spacey, el protagonista de House of Cards, y las del director David Fincher, funcionaban bien con su audiencia. De hecho, según este artículo del New York Times, Netflix ya sabía que una buena cantidad de gente había visto The Social Network, la película de Fincher sobre Facebook, de principio a fin dentro de la plataforma.

Con toda esa información a la mano, es más difícil equivocarse.

Y si echas un vistazo rápido a todas las series originales de Netflix, cada una de ellas cumple o cubre con cualidades importantes, populares o, incluso, obvias en cuanto a género y temática: ¿quieres una serie sobre mujeres en una prisión con sexualidad y tragicomedia? Ahí tienes Orange is the New Black, cuya segunda temporada viene en camino. ¿Te gusta el terror? Mira Hemlock Grove. ¿Una serie que combine un equipo de producción latinoamericano probado con el tema del narcotráfico? Narcos llegará pronto.


Por supuesto, una de las críticas a este sistema es que puede resultar demasiado matemático y poco creativo. Pero para quienes hemos disfrutado House of Cards, por ejemplo, está también claro que Netflix también apuesta por altos niveles de calidad en producción, excelentes diálogos, extraordinarias actuaciones y buena narrativa.

Ahora queda por verse si aplicarán esos mismos valores a su primera producción en español. Porque, si de algo no cabe ninguna duda, es que para que le compremos el cliché de una comedia de fútbol, lo mínimo es que esté muy bien hecha.

O tú, ¿qué opinas?