Una abuela española se despide con un 'emoji' en su obituario

Carmen Bustamante Barangó, fallecida a los 75 años, no quiso un símbolo religioso en su esquela, optando por una opción más digital y divertida.

Una abuela moderna ordenó que en la esquela que anuncia su muerte se usara un emoji.

Un día después de que murió Carmen Bustamante Barangó a los 75 años en Barcelona, el Periódico de Catalunya publicó el sábado, 28 de mayo, su obituario y en la parte superior incluyó su emoji favorito. El emoticono es el de una cara amarilla sonriente que guiña el ojo y saca la lengua.

Este emoji de WhatsApp era su favorito, según le dijo su hijo Roman Zabal al periódico El País, y agregó que su madre usaba ese app para comunicarse con sus hijos que están desplazados entre Barcelona, la comunidad autónoma de Galicia y Holanda. Zabal agregó que Bustamante no era religiosa y no quería ningún símbolo religioso en su esquela y que si un símbolo la describía era un emoji.

Close
Drag