CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

Un meteorito enorme ilumina el cielo de Rusia

La gran bola de fuego ardiente entró en la atmósfera a primera hora de la mañana, y se convirtió en la primera de gran magnitud de 2018.

Más de cinco años después de que una gran roca espacial se estrelló en la atmósfera sobre Rusia, rompiendo miles de ventanas en la ciudad de Chelyabinsk, otro meteorito estalló en el cielo sobre el país la semana pasada, iluminando el cielo a primera hora de la mañana.

La bola de fuego fue capturada en una cámara cerca de la ciudad de Lipetsk, entre Moscú y la frontera con Ucrania. En un video se ve brillar intensamente por un segundo, dejando un rastro de humo que permanece durante varios minutos después. La noticia ha tomado más relevancia debido a que se celebra actualmente el Mundial de fútbol Rusia 2018, aunque el suceso no ha afectado a la organización de los partidos.

El impacto del meteoro con la atmósfera de la Tierra fue recogido por sensores del gobierno de EE.UU. utilizados para detectar explosiones nucleares, entre otras cosas. La NASA estima que la explosión resultante arrojó un golpe de unos 2.8 kilotones, que es insignificante en comparación con la explosión de 440 kilotones sobre Chelyabinsk en 2013, aunque esta es la entrada de asteroides más explosiva medida hasta ahora en 2018.

No ha habido informes de daños por la explosión, pero algunos testigos informaron haber escuchado un fuerte estallido sónico, de acuerdo con la Organización Internacional de Meteoros. También se pueden ver en imágenes de un satélite meteorológico tras un examen minucioso:

La NASA estima que el meteoro se estaba moviendo a aproximadamente 32,200 millas por hora (51,800 kilómetros por hora) cuando explotó a unas 16.7 millas (27 kilómetros) sobre la superficie del planeta.

Las bolas de fuego son una ocurrencia relativamente regular, a menudo coincidiendo con lluvias de meteoros. La bola de fuego de Chelyabinsk de 2013 fue, con mucho, el evento más poderoso registrado en los últimos 30 años, pero se cree que un impacto aún más poderoso sucedió en Siberia en 1908.

Entonces, ¿por qué siempre Rusia? En realidad, las bolas de fuego se ven en todo el mundo, pero como Rusia cubre aproximadamente una octava parte de la masa terrestre total del planeta, tiene sentido matemático que sea más probable que se vean allí.