Un mes después: ¿valen la pena el Note 3 y la 10.1 de Samsung?

Usamos el bolígrafo interactivo S Pen del móvil y la tableta durante cuatro semanas. La experiencia fue bastante buena.

Close
Drag
  

Como lo hemos dicho antes en este espacio, el bolígrafo interactivo S Pen, de Samsung es una de las características más distintivas del smartphone Galaxy Note 3 de Samsung y de la tableta Galaxy Note 10.1 (edición 2014).

Seguramente se han preguntado si el bolígrafo es, de hecho, una función práctica o simplemente un accesorio sin mucha utilidad. Después de todo, no son dispositivos baratos: el teléfono móvil Note 3 cuesta US$299 con un contrato de dos años y la tableta Note 10.1 con Wi-Fi cuesta US$550. (Recordemos que la iPad Air Wi-Fi cuesta US$500).

Luego de usar ambos durante un mes, creo que sí valen su precio -para la persona adecuada. Aquí te presento algunas de mis experiencias escribiendo, dibujando y usando las principales funciones del Note 3 y la Note 10.1.

Escribiendo en la Note 10.1

Dado que ambos dispositivos "viven" sobre mi escritorio, puedo elegir cuál usar cada día. Me di cuenta de que, la mayoría de las veces, alcanzaba la tableta en lugar del móvil; y es que tiene una pantalla más grande que resulta mejor para usar el bolígrafo interactivo, ya sea para escribir o dibujar.

Fui a muchas reuniones del trabajo con la tableta. Llámenme anticuada, pero yo soy de las que suele salir a reuniones con una libreta y una pluma en la mano, en lugar de mi laptop. Me gusta cambiar de postura y hacer dibujitos en un papel. Pues pude hacer ambas cosas gracias a la aplicación de la Note 10.1 para usar el Pen S.

  

La pantalla de la Note 10.1 me da un montón de espacio para escribir notas rápidas antes de una reunión antes de tener que cambiar de página. Puedes cambiar colores y tipos de letra, lo cual te ayuda a identificar los distintos puntos que quieres resaltar, un beneficio extra si se compara con la tinta electrónica que es de un solo color.

El teléfono Galaxy Note 3 de Samsung te da una experiencia casi idéntica a la de la tableta, excepto que la pantalla es dramáticamente más pequeña.

Hacer dibujitos en los márgenes virtuales es tan automático como hacerlo en papel, pero es incluso mejor, porque también puedes borrar líneas cuando tu dibujito empieza a invadir el cuerpo de la "nota" o cuando quieres empezar de nuevo con un nuevo diseño. Durante algunas reuniones, descubrí que era fácil hacer un mapa o plan para poner en claro mis pensamientos, movimientos que ocurrieron de manera orgánica, natural, y no solo porque estaba probando la tableta.

No tengo madera de artista, pero me divertí muchísimo probando mis habilidades como dibujante con caricaturas o dibujos que luego enviaba a mis amigos via email. Todas las funciones para compartir con tus amigos (email, redes sociales, etc.) están disponibles.

Samsung_Galaxy_Note_10.1_35827193-0667_610x407.jpg
La tableta 10.1 tablet es un lienzo genial para tus dibujitos digitales Crédito: Josh Miller/CNET

Hacer dibujos fue divertido, pero toma demasiado tiempo. Me hubiera gustado encontrar el color perfecto más fácilmente entre todas las opciones que ofrece la app. También me hubiese gustado que fuera más fácil guardar nuevos colores. Hay maneras de crear colores preseleccionados, pero eso toma un poco de tiempo aprender.

Un beneficio que realmente destaca es que el uso de la tableta permite que usemos menos papel. Eso es algo bueno, pues yo solía usar mucho papel en mis notas y mis listas de pendientes. Ahora uso mucho menos. Incluso empecé a llevar la tableta a mis reuniones en la oficina y a las grabaciones de video, usándola cada vez más para leer notas y recordatorios.

Mientras mi tableta o teléfono tengan suficiente batería, puedo escribir y guardar tantas notas como quiera; también puedo buscarlas y organizarlas. Hay también una integración con la aplicación Evernote y con un locker especial de Samsung para tener un respaldo digital adicional.

Lo que no funciona tan bien

Tanto la app de la S Pen como el bolígrafo interactivo S Pen tienen sus problemillas.

La aplicación puede ser algo lenta a la hora de cargar tus notas, sobre todo si tienes demasiadas notas bajo un mismo título. Las Notas no se transforman bien cuando cambias del modo horizontal al modo "retrato" (portrait) o vertical y las herramientas de los gráficos no están bien desarrolladas. Algunos gestos accidentales (no estoy segura de cuáles) hacen que la barra de herramientas desaparezca y puede demorar tiempo en regresar.

El botón de la S Pen que te lleva al Air Command se me atravesó prácticamente cada vez que lo oprimí, lo cual fue muy seguido y por accidente cuando escribía con mi lápiz óptico. Eso interrumpe el flujo de tu lápiz y significa que tienes que dejar lo que estás haciendo, volver a hacer clic sobre el lápiz para llamar al Air Command, y deshacer lo que hiciste mal durante ese tiempo y empezar de nuevo.

Navegación y escritura fuera de la S Note

La navegación con la Pen S ha mejorado dramáticamente en ambos modelos, ahora que los botones capacitivos responden a la Pen S. El botón físico de inicio también es fácil de presionar con la stylus. Todo esto significa que puedes fluir naturalmente de una moción o tarea a otra sin tener que dejar de lado el lápiz o mentalmente cambiar la forma en que usas el dispositivo.

Cuando usas la tableta o el teléfono para escribir notas, es muy fácil escribir e-mails, direcciones en la web (URLs) y textos cortos. Un pequeño icono que puedes tocar en la mayoría de los campos de texto te permite seguir escribiendo, lo cual es muy útil.

Aunque el cambio de escritura a mano y con teclado ha mejorado, tuve que mantener los mensajes que hice "a mano" más cortos para tener mejores resultados. En la modalidad de escritura, es más fácil corregir los errores, aun utilizando gestos sofisticados en el lápiz óptico para borrar o reemplazar caracteres (uno aprende todo eso en una guía paso-a-paso).

Como lo hemos dicho aquí antes, los llamados tabléfonos (híbridos entre tabletas y teléfonos móviles ) son el último grito de la moda, a pesar de ser muy voluminosos. En cuanto a tamaño, el Note no es tan enorme como el One Max de 5.9 pulgadas de HTC o el Lumia 1520 de 6 pulgadas; de hecho, es el más ligero de los tres.

En cuanto a la tableta, la Note 10.1 (edición 2014) es más pequeña y ligera que la Note 10.1 anterior, lo cual la hace muy fácil de cargar. La versión Wi-Fi pesa 1.2 libras, lo cual es solo 0.2 libras más que la nueva iPad Air. Anduve por toda la ciudad con la Note 10.1 en mi bolso tamaño mediano; además, cupo perfecto en un bolsillo especial de mi backpack donde guardo todos mis electrónicos.

¿Vale la pena su precio?

Ambos dispositivos cuestan más que una tableta o smartphone promedio (el Note 3 cuesta US$299 con un contrato de dos años y la Note 10.1 con Wi-Fi cuesta US$550). La función para escribir a mano es una de las razones principales del precio extra.

Samsung prevé que usaremos el S Pen para un amplio rango de tareas -escribir notas sobre una captura de pantalla, armar un álbum de recortes, guardar clips o lanzar una búsqueda universal- aunque nunca se me ocurrió usarlo para ninguna de estas cosas. Aunque sé que hay muchísimas funciones, yo de manera natural lo usé para cosas más normales como escribir, navegar de manera simple o solo para acceder vistas previas de fotos o videos.

Aunque no uso todas las funciones de la S Pen, sí valoro su capacidad de dejarnos escribir físicamente (y veo que este tipo de dispositivos pueden ser ideales para los niños). También ayuda el hecho de que cada dispositivo viene con especificaciones de primera, incluyendo pantallas de alta resolución, poderosos procesadores y cámaras mucho mejores que el promedio. Si te fascina el software de Samsung, encontrarás también muy interesantes las funciones para controlar la TV y otras acciones basadas en gestos. Yo, en lo personal, no las uso en mi vida diaria.

Dado que me tocó hacer un análisis de ambos dispositivos, me pude dar el lujo de pasar tiempo conociéndolos sin tener que pagar por ellos. Para mí, las funciones más elevadas del Galaxy Note 3 y de la Galaxy Note 10.1 (2014), así como su capacidad para que escribas y dibujes a mano, valen su precio extra, pero solo si quieres un smartphone más grandote (en el caso del Note 3) o si realmente valoras la escritura a la antigüita.