CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

Fundador de Uber, Travis Kalanick, renuncia a la presidencia: reporte

Después de decidir tomarse un periodo de baja alejado de sus labores al frente de la empresa que fundó, fuentes aseguran que inversionistas presionaron para una retirada total del cargo.

Travis Kalanick abandona la presidencia de Uber en un difícil momento para la compañía.

James Martin/CNET

Travis Kalanick, fundador y presidente ejecutivo de Uber, dimitió este martes de su puesto en la empresa de transporte que ayudó a construir en 2006.

Según fuentes del New York Times, Kalanick fue sometido a mucha presión por parte de la menos cinco de los principales inversionistas, quienes exigieron su renuncia inmediata.

Según el diario neoyorquino, los inversionistas enviaron una carta a Kalanick en la que sin rodeos le pidieron que dimitiera de inmediato porque la empresa necesitaba un cambio de liderazgo. El fundador de Uber habría consultado a otros miembros del directorio antes de tomar la decisión, que lo llevará a permanecer en el consejo de administración, pero no en la presidencia de la empresa.

Entre los inversionistas que pidieron la renuncia de Kalanick se encuentra la firma de capital de riesgo Benchmark, una de las mayores accionistas y que tiene a uno de sus socios, Bill Gurley, en el directorio de Uber.

"Me encanta Uber más que nada en el mundo y en este momento difícil en mi vida personal he aceptado la solicitud de los inversionistas a dar un paso a un lado para que Uber pueda volver a la construcción en lugar de distraerse con otra pelea", dijo el Kalanick en una declaración reseñada por el Times.

Por su parte el directorio de Uber dijo en un comunicado que Kalanick había "siempre puesto a Uber en primer lugar", y que su renuncia abría un "espacio para abrazar por completo un nuevo capítulo en la historia de Uber".

Los problemas de Uber y Kalanick comenzaron este año, cuando una ex trabajadora de la empresa acusara a la compañía de tener una cultura de sexismo. Esta destapó casos de acoso laboral dentro de la compañía que aún hoy se investigan y que han generado más de 20 despidos.

A eso le siguieron malas decisiones al apoyar al presidente Donald Trump en un consejo asesor del que Kalanick debió renunciar más tarde y que le ocasionaría un boicot en todo Estados Unidos que incentivó a los usuarios a darse de baja del app, haciendo crecer a Lyft, su principal competidor.

Los problemas personales también han afectado a Kalanick este año. El ejecutivo perdió hace menos de un mes a su madre en un trágico accidente de bote, en donde su padre también sufrió heridas leves.

Kalanick intentó asumir toda esta vorágine profesional y personal retirándose de su cargo como presidente ejecutivo de manera temporal, para permitir nuevos cambios en la compañía. Sin embargo, los accionistas habrían dicho en su carta que esta acción no era suficiente y el propio Kalanick dijo en su misiva de despedida que por respeto a los millones de dólares aportados a la empresa, y al valor que le habían dado a su sueño, tenía que irse.