​Uber rechaza propuesta de 'legalización' en São Paulo

La compañía de choferes a pedido dijo que no se ajustaría a una nueva ley que quiere meterles dentro de una nueva categoría de 'taxis negros'.

Uber: dolores de cabeza en Brasil. Getty Images

Uber sigue en problemas en Brasil, concretamente en São Paulo en donde el alcalde Fernando Haddad firmó una nueva ley que promete imponer multas y decomisar autos a conductores de servicios de transporte que no hayan sido autorizados. Al mismo tiempo, pretende abrir 5,000 plazas para choferes de una nueva categoría que llamará "taxis negros", y que podría ser una salida para que los trabajadores de Uber ejerzan legalmente.


Según pudo conocer The New York Times, el alcalde de la ciudad dijo que los "taxis negros" efectivamente deberán ser de ese color, no podrán tener más de cinco años y solo estarán disponibles a través de la aplicación. Además, los conductores tendrían que pagar una licencia cuyo valor aún se desconoce.

Uber rechazó de plano esta propuesta y reafirmó que "no somos una empresa de taxis", por lo que no pertenecería a ninguna de las categorías que intentan abordarse en la nueva ley local, por lo cual continuarán prestando su servicio haciendo caso omiso.


El alcalde también dijo que iba a hacer nuevos reglamentos para los servicios de transporte que están naciendo como Uber, y la empresa con sede en San Francisco dijo que se encontraba a la espera de ver esas propuestas.

Uber ha mantenido una campaña en los medios impresos de Brasil, en los que dice que será capaz de crear tantos puestos de trabajo como lo harían cinco nuevas fábricas de autos. A pesar de que un tribunal confirmó el derecho del app a seguir funcionando legalmente, en São Paulo los conductores se están enfrentando a multas del gobierno local.

En otros lugares como Las Vegas, Nevada, EE.UU., la empresa ha logrado comenzar a trabajar de nuevo después de restricciones legales que derivaron en permisos para los conductores en todas las ciudades de ese estado. Sin embargo su mayor problema lo enfrenta actualmente en California, donde se lleva adelante un juicio que pretende clarificar qué relación laboral tiene la empresa con los choferes.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO