Uber ignoró antecedentes de chofer acusado de agresión sexual: demanda

Una acusación por negligencia contra la compañía de choferes a pedido asegura que la verificación de antecedentes legales del conductor acusado no fue lo suficientemente exhaustiva como para detectar que había sido condenado por agresión en el pasado.

Una demanda acusa a Uber de no investigar exhaustivamente los antecedentes legales de sus choferes.

Uber

Las verificaciones de antecedentes legales de Uber, conocidas en inglés como background checks, fracasaron al detectar el expediente criminal de un conductor acusado de agresión sexual a una pasajera el año pasado, de acuerdo con una demanda que acusa a la compañía de choferes a pedido de negligencia en cuanto a la seguridad de sus clientes de sexo femenino.

La demanda, que fue presentada originalmente en octubre por dos demandantes no identificadas, acusa a Uber de verificar inadecuadamente los antecedentes legales de sus conductores. Enmiendas a la demanda, que fueron presentadas el miércoles, agregaron que uno de los conductores acusado que agredir a una pasajera en Carolina del Sur el pasado agosto había sido arrestado previamente bajo sospecha de violencia doméstica y condenado en relación con el mismo arresto.

La demanda hace notar que el conductor recibió dicha condena en 2003, pero que solicitó trabajar como conductor para Uber hasta 2015, unos 12 años después de haber sido hallado culpable. La verificación de antecedentes legales de Uber no logró detectar la condena porque sólo revisa los antecedentes de los últimos siete años, de acuerdo con los demandantes.

Uber, cuyo modelo de negocio consiste en una aplicación para teléfonos inteligentes desde la cual las personas que necesiten transportarse pueden solicitar un coche particular con chofer, se ha visto en problemas por docenas de supuestas agresiones sexuales cometidas por sus conductores en todo el mundo. Un puñado de estados en EE.UU., incluyendo California y Texas, han abierto investigaciones sobre Uber, alegando que de manera rutinaria falla en verificar adecuadamente los antecedentes de sus conductores y ha contratado choferes con historiales criminales.

"Uber continúa jugando de manera ligera y atrabancada con leyes y regulaciones que han sido aprobadas para garantizar la seguridad", dijo en un comunicado Jeanne M. Christiansen, la abogada de las demandantes. "Esta estrategia corporativa es precisamente la que ha dado como resultado directo que nuestras clientas y muchas otras mujeres hayan sido puestas directamente en una situación de riesgo a causa de individuos cuyos antecedentes sabemos no fueron verificados en su totalidad".

Uber respondió diciendo que está enfocada en la seguridad de sus pasajeros.

"La seguridad es muy importante para nosotros, y este conductor fue vetado de la plataforma de manera inmediata y permanente", dijo un portavoz de Uber a CNET. "Seguimos trabajando con todas las partes involucradas conforme el proceso avanza".

Uber ha dicho con anterioridad que todos sus potenciales conductores en EE.UU. son sometidos a verificaciones de antecedentes legales realizados por empresas comerciales, buscando los nombres de los candidatos en expedientes de cortes judiciales federales y de condados de los últimos siete años, en una base de datos criminal que comprende a varios estados y en el registro nacional de agresores sexuales, así como en registros de vehículos y de la Seguridad Social. Uber dijo que rechaza a cualquier persona que tenga un historial que incluya crímenes violentos, agresiones sexuales, delitos relacionados con armas de fuego o que se haya resistido a un arresto.

Los casos, en Boston y Charleston

Las enmiendas hechas a la demanda el miércoles involucran dos casos de supuestas agresiones sexuales en dos ciudades diferentes por parte de dos choferes distintos.

La supuesta agresión sexual de la demandante 1 tuvo lugar en Boston alrededor de las 2:30 a.m., hora local, el 8 de febrero de 2015, luego de que ella y sus amigos hubieran asistido a una fiesta, dice la demanda. El conductor de Uber dejó a los amigos de la demandante 1 primero, luego la llevó por una desviación en el camino y la manoseó y besó con uso de fuerza, de acuerdo con la demanda, que agrega que la demandante consiguió levantar el seguro de la puerta del coche y escapar.

La demanda dice que la demandante 2 estaba en un bar con amigos en Charleston, Carolina del Sur, el 9 de agosto de 2015, cuando el grupo fue recogido por un chofer de Uber. Luego de dejar a sus amigos, el chofer llevó a la demandante 2 a un estacionamiento aislado y la violó, de acuerdo con la demanda. La demandante 2 luego escapó y recibió ayuda, dice el documento.

Además de exigir compensación por daños no especificados, la demanda está buscando un juicio con jurado y una orden judicial permanente para que Uber reforme sus medidas de seguridad. Las demandantes también están buscando que la corte ordene a Uber mejorar sus estándares de seguridad al agregar varias medidas. Estas nuevas medidas incluyen: líneas de ayuda al cliente las 24 horas en todas las ciudades en las que opera Uber; requerir a todos los conductores que instalen sistemas de rastreo vía GPS en sus vehículos, y que suene una alarma si son desactivados; deshabilitar las funciones del seguro para niños en las puertas de los pasajeros, y realizar verificaciones de antecedentes criminales usando huellas dactilares, así como entrevistas en persona con los conductores.

Dara Kerr de CNET colaboró en este reporte.

Close
Drag