Uber alcanza acuerdo; sus choferes seguirán siendo contratistas independientes

Los conductores recibirán hasta US$100 millones para llegar a un acuerdo sobre un par de demandas que amenazaban con socavar el modelo de negocio de la compañía.

James Martin/CNET

Uber ha alcanzado un acuerdo en un par de demandas colectivas relacionadas con la definición laboral de sus choferes. Se trata de un acuerdo que podría tener un enorme impacto en el modelo de negocio de la compañía.

Bajo el acuerdo (ver abajo, en inglés), que pone fin a las demandas presentadas en California y Massachusetts, Uber seguirá clasificando a sus conductores como contratistas independientes pero pagará hasta US$100 millones a los alrededor de 385,000 conductores involucradas en las demandas. La compañía de choferes a pedido también accedió a hacer concesiones, incluyendo proveer a los conductores más información acerca de las razones por las cuales podrían ser vetados del servicio y crear una "Asociación de choferes" en ambos estados para abordar sus preocupaciones.

El acuerdo para poner fin a las demandas, presentado el jueves en la corte de distrito federal del norte de California, amenazaba los cimientos del modelo de negocio de Uber. La compañía ha crecido dramáticamente en los últimos seis años al ofrecer un app para teléfono inteligente que hace a un lado a los taxis y pone en contacto a gente que quiere un servicio de transporte con conductores privados que manejan sus propios vehículos. Pero su clasificación como contratistas independientes molestaba a los choferes, porque eso significa que la compañía no se hace responsable por todo tipo de gastos, incluyendo cuotas del Seguro Social, seguro médico, días de enfermedad o tiempo extra.

Bajo el acuerdo, que requiere de la aprobación de la corte, Uber ya no será capaz de despedir choferes a su libre albedrío y creará un panel de apelaciones para aquellos choferes que sientan que han sido despedidos injustamente. Uber también dejará claro a los pasajeros que las propinas no están incluidas en las tarifas de Uber, y que los choferes tendrán permitido colocar letreros que reflejen este acuerdo.

Uber siempre había argumentado que los choferes preferían estas condiciones, que les daba la flexibilidad personal que les permitía establecer su propio horario y ser sus propios jefes.

"Los choferes valoran su independencia, la libertad de oprimir un botón más que checar tarjeta, para usar Uber y Lyft simultáneamente, para manejar casi toda la semana o sólo unas cuantas horas", dijo Travis Kalanick, presidente ejecutivo de Uber, en una entrada del blog de la compañía en la que anunciaba el acuerdo.

"Dicho eso, Uber ha crecido -- más de 450,000 choferes usan el app cada mes aquí en EE.UU. -- y no siempre hemos hecho un buen trabajo colaborando con los choferes", escribió. "Es hora de un cambio".

Un abogado que representa a los choferes en el caso de California tildó al acuerdo de "histórico" y dijo que incrementará el ingreso de los choferes y mejorará sus vidas laborales al auspiciar un diálogo constructivo entre choferes y la compañía.

"Estamos muy orgullosos de este logro y tenemos ganas de ver cómo se ponen en marcha estos cambios en beneficio de los choferes de Uber", dijo en un comunicado Shannon Liss-Riordan, abogada de los conductores.

Agregó que a pesar de que los conductores estaban deseando llevar el caso a juicio, también enfrentaban una serie de riesgos serios en el sistema judicial que podrían poner en jaque lo que los choferes al final podrían recibir. Luego de sopesar ese riesgo frente a un acuerdo fuera de corte que mejorará las condiciones de trabajo de los choferes de Uber, los demandantes decidieron pactar, dijo.

La demanda por clasificación de choferes fue presentada originalmente en 2013. Al paso de los últimos dos años, Uber ha intentado de hacer que el caso fuera descartado.

A raíz de esta batalla legal, varias compañías de servicios a pedido parecen estar repensando su clasificación de contratista independiente. La startup de entrega de compras del súper, Instacart, dijo en junio que está convirtiendo a cientos de sus compradores personales en trabajadores de tiempo completo, en lugar de contratistas privados.

Demanda de los conductores vs. Uber (en inglés)

Close
Drag