CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Twitter: Hemos avanzado en nuestra batalla contra el abuso

La red social dice que sus usuarios han enfrentado menos acoso durante los últimos seis meses.

wipe-out-hate-crop-peter-strain

Por muchos años el mal comportamiento ha plagado las redes sociales. Twitter dice que ha tenido éxito confrontando el acoso en su plataforma.

Peter Strain

Después de pasar años luchando para controlar los tuits abusivos, Twitter dice que ha avanzado en su intento por enfrentar el problema. 

La red social dijo este jueves que ha tomado medidas drásticas para eliminar 10 veces más tuits abusivos frente a sus esfuerzos hace un año, aunque no dio a conocer cuántas han sido afectadas. Los esfuerzos parecen estar haciendo que la comunidad sea más hospitalaria: Twitter agregó que ha notado menos reincidencias de abuso y a menos usuarios que bloquean a los acosadores. 

Estos detalles por parte de Twitter vienen a raíz de sus intentos por reducir el abuso en su plataforma. Desde enero le ha dado a sus 328 millones de usuarios activos mensuales más opciones para combatir el acoso, ya sea silenciando a los tuiteros abusivos o reportándolos a Twitter. 

Los esfuerzos comenzaron el año pasado cuando Jack Dorsey, el presidente ejecutivo de Twitter, solicitó sugerencias de los usuarios para mejorar el sitio. Parte de las mejoras en Twitter se relacionaron a cómo se enfrentaría a los usuarios problemáticos. Por ejemplo, la compañía ahora utiliza una función que limita una cuenta, es decir que un usuario puede mandarle tuits sólo a sus seguidores y no a otros en Twitter por un periodo de 12 horas. Twitter dijo que las limitaciones en estas cuentas resultó en 25 por ciento menos reportes de abuso. Adicionalmente, dijo, aproximadamente el 65 por ciento de esas cuentas limitadas no vuelven a reincidir en el abuso. 

Otro problema era el acoso en multitud por usuarios no conectados a otro usuario. Twitter comenzó a ofrecer una función nueva para silenciar a las personas con cuentas nuevas o que siguen las cuentas de usuarios diseñadas para atormentar a otros. 

Estos esfuerzos parecen estar dando frutos. Twitter dice que el número de extraños que bloquean las cuentas de otras personas ha disminuido en 40 por ciento en los últimos cuatro meses.