CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Twitter quiere acabar con los deepfakes en su plataforma

La red social anunció que prepara nuevas reglas para acabar con los videos deepfake que 'amenacen la seguridad física de alguien o provoquen daños fuera de línea'.

screen-shot-2019-08-30-at-4-25-06-pm.png

Los deepfakes son tan realistas que pueden ser peligrosos.

Collider/Marvel

Twitter promete introducir nuevas políticas para luchar contra los deepfakes.

La compañía dijo en un tuit publicado el 21 de octubre que planea endurecer sus normas contra el contenido multimedia que se haya alterado o creado con el fin de que parezca que ocurrieron ciertos eventos que en realidad no ocurrieron. Twitter añade que su nueva política abordará este tipo de contenido, especialmente cuando pueda amenazar la seguridad física de alguien o provocar daños fuera de línea.

La red social de microblogging no ha especificado cuáles serán las medidas que tomará ante este tipo de contenido pero sí dice que planea solicitar comentarios de sus usuarios y otros expertos para elaborarlas. 

No es la primera vez que Twitter se pone dura con este tipo de contenido ya que la red social prohibió el año pasado los videos porno falsos con caras de celebridades.

Facebook también está trabajando para detectar –y acabar– con este tipo de contenidos insidiosos y este mismo año se unió con Microsoft y algunas universidades como las de Oxford, UC Berkeley o Maryland, para construir la Deepfake Detection Challenge (DFDC por sus siglas en inglés). La DFDC tiene como objetivo crear sus propios deepfakes con los que entrenar a sus sistemas de inteligencia artificial, para poder así detectar y combatir estos videos manipulados. Amazon anunció el 21 de octubre que se unió a la DFDC.

La precaución ante los deepfakes también está latente en Asia. En septiembre de este año WeChat, uno de los servicios de mensajería más populares de China, limitó el acceso a Zao, una aplicación que permite hacer videos deepfake, por sus posibles riesgos para la privacidad de los usuarios. Por otro lado, el estado  de Virginia se convirtió el 1 de julio de 2019 en el primero en penalizar la distribución de este tipo de imágenes y videos pornográficos con penas de hasta 12 meses de prisión y US$2,500 en multas.

Reproduciendo: Mira esto: Nest y Google se reúnen y Twitter gana dinero por primera...
11:09