CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Elon Musk muestra el primer túnel de su Boring Company

Musk, presidente ejecutivo de la empresa perforadora, presentó el martes el principio de su solución para el tráfico de Los Ángeles: un túnel de 3.2 kilómetros por donde, si todo sale como se espera, circularán los autos y ayudarán al flujo vehicular en la superficie de las ciudades.

Los túneles de The Boring Company permitirán colocar un auto —Musk dice que cualquier auto autónomo y eléctrico, no solo de su firma Tesla— en los carriles para transportarlo sobre estas vías a una velocidad máxima de 241 kilómetros por hora.

The Boring Company/Twitter

Elon Musk podrá ser cualquier cosa, menos aburrido. Y aunque dirige una compañía llamada The Boring Company, este martes presentó el primer paso de un proyecto ambicioso y emocionante: carreteras subterráneas. 

Este martes, Musk mostró el primer túnel de la empresa, o más bien una parte (3.2 kilómetros). El túnel está debajo de Los Ángeles, California, la segunda ciudad más grande de Estados Unidos. Específicamente, el túnel se ubica debajo de las instalaciones de SpaceX —otra de las empresas de Musk— en la ciudad de Hawthorne, California. 

El túnel presentado por primera vez al público servirá para la investigación y el desarrollo de los proyectos de la firma. Musk dijo que además del túnel se mostrarían los autos y los elevadores que se utilizarán en el proyecto. 

El plan de Musk consiste en un elevador gigantesco de unos 4.3 metros de diámetro que podrá subir y bajar automóviles hacia los túneles. Una vez en los túneles, los autos se colocarán sobre rieles y llantas guía para llevarlos a una velocidad máxima de 241 kilómetros por hora hacia su destino. Musk dice que viajar a esta velocidad es como "teletransportarse a otra ciudad".

Sin embargo, el excéntrico ejecutivo dijo durante el evento que la velocidad máxima a la que han podido ir dentro de estos túneles en las pruebas es a unos 170 kilómetros por hora. Musk agregó que los autos estarán limitados a una velocidad de entre 70 y 80 kilómetros por hora durante la demostración porque la vía no está lo suficientemente pavimentada. 

Musk dijo que la razón para inclinarse por túneles y no por otras ideas —como autos voladores— es que los túneles no son susceptibles al clima y no rompen con la unidad y el flujo de la ciudad, como las carreteras. Además, Musk dijo que los túneles no se pueden ver ni hacen ruido mientras son construidos. 

Musk y su compañía dieron acceso a algunos medios para observar el túnel. LAist, un sitio dedicado a lo que ocurre en Los Ángeles, publicó un clip de un auto de Tesla —otra empresa también de Musk— dentro del túnel:

The Boring Company planea construir otro túnel para llevar personas al estadio de béisbol de los Dodgers. El objetivo con estos túneles es aliviar la congestión vehicular que se padece en Los Ángeles. Asimismo, la compañía construirá un túnel en Chicago que conectará el Aeropuerto Internacional O'Hare con el centro de la ciudad.