CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

El gobierno de Trump pone bajo la lupa los visados H-1B

La Casa Blanca también ha emitido nuevas directrices que harán más difícil traer a trabajadores de tecnología a EE.UU. bajo el programa más amado por Silicon Valley.

Este lunes se abrió la temporada de solicitud de visas H-1B y el gobierno de Trump acaba de hacer que este año sea aún más competitivo.

gettyimages-167531334.jpg

Monday is the H-1B season opener.

KRT/Bay Area News Group/MCT via Getty Images

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés) anunció una nueva ofensiva contra "el fraude y el abuso" del programa que se convirtió en un camino hacia el empleo en Silicon Valley para muchos trabajadores extranjeros.

Este programa de visas de trabajo temporales fue creado en 1990, y tenía como objetivo ayudar a las empresas estadounidenses a contratar empleados extranjeros cualificados. Pero como lo ha dicho el USCIS, hay demasiados ciudadanos estadunidenses que son pasadas por alto.

Por eso y para proteger a los trabajadores de EE.UU., el USCIS dice que tendrá un "enfoque más específico" al hacer visitas a los que pidan las visas H-1B y a sus lugares de trabajo. Se centrará además en solicitantes cuya información básica no se pueda verificar, compañías con una proporción más alta de empleados con visas H-1B y empleadores que piden a los solicitantes que trabajen fuera de las instalaciones de la compañía.

Los programadores informáticos lo tendrán complicado

Si eres un programador informático y estás solicitando una visa H-1B, es probable que este año lo tengas más complicado de lo normal. El viernes, el USCIS publicó los requisitos para otorgar visas a este grupo en particular, y entre ellos la oficina asegura que pedirá más información adicional para demostrar que sus trabajos son complejos o especializados y que requieren sus grados profesionales.

El Departamento de Justicia también dijo el lunes que espera que los empleadores que solicitan visados no estén excluyendo a candidatos estadounidenses.

"Los trabajadores estadounidenses no deben ser puestos en un estado desfavorecido. El departamento está comprometido de todo corazón a investigar y adelantar enérgicamente acciones legales sobre estas reclamaciones", dijo el Fiscal General Auxiliar Interino, Tom Wheeler.

El año pasado, el límite máximo de 85,000 visas H-1B se alcanzó menos de una semana después de que se abriera el período de solicitud, según informó CNN. Durante ese tiempo, 236.000 peticiones fueron presentadas.

Reproduciendo: Mira esto: Las maravillas del Samsung Galaxy S8
2:17