CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Trump rechazará la ciudadanía de solicitantes que recibieron asistencia pública: reporte

El actual gobierno piensa proponer más límites para quienes busquen la ciudadanía, según NBC.

whitehouse-dhs-photo

Aquí la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, hace algunas semanas mientras respondía preguntas en la sala prensa de la Casa Blanca.

La Casa Blanca

El gobierno de Donald Trump te pondrá difícil la de por sí ya complicada misión de solicitar la ciudadanía estadounidense.

En las próximas semana este gobierno, según reportó NBC este martes, piensa proponer una regla que limitaría la posibilidad de inmigrantes para solicitar la ciudadanía. Los afectados puede ser cualquier persona que en algún momento en su estancia en Estados Unidos hayan recibido alguna ayuda pública, según las fuentes del noticiero.  

Por ejemplo, quienes hayan recibido seguro médico para niño o el seguro médico para adultos (conocido como Obamacare), la tarjeta EBT o cupones de alimentos, perderían la posibilidad de que se les otorgue la ciudadanía. Aún no se da a conocer una lista de las prerrogativas públicas que incluiría esta limitación, pero es muy probable que muchos inmigrantes legales, con green card, que hayan recibido alimentos para sus bebés recién nacidos o beneficios por incapacidad del Seguro Social o los fondos Pell para estudios universitarios se vean perjudicados.

Esta regla administrativa, aparentemente, no necesitaría la aprobación del congreso, según explicó NBC, debido a que el gobierno estadounidense puede actualizar la definición de lo que significa ser una "carga pública". Con base en las reglas actuales, una persona puede ser considerada una carga pública por su edad, su estado de salud, el estatus familiar o la falta de activos, recursos, estatus financiero, educación y capacitación.

Ahora, esta definición se ampliará para incluir a cualquier residente que en algún momento hayan recibido un beneficio público, incluso ayuda médica.

"Si esta regla entra en vigor, probablemente la salud de millones de personas se verá perjudicada y deshará el trabajo de décadas para incrementar el acceso a la atención médica para inmigrantes y sus familias", escribió la doctora Krista M. Perreira en la revista médica, New England Journal of Medicine.

Según la revista, un 36 por ciento de todos los residentes permanentes podrían verse afectados. Abogados de inmigración y otros investigadores de salud calculan que más de 20 millones de inmigrantes se verían impactados.