CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

Trump quiere extender el programa de vigilancia telefónica de la NSA

El controversial programa recopila —y analiza— registros de llamadas y textos de millones de estadounidenses.

National Security Agency

Una estación de trabajo dentro del Centro de Operaciones de Amenazas de la NSA en Fort Meade, Maryland.

Brooks Kraft LLC/Corbis via Getty Images

El gobierno de Donald Trump ha pedido al Congreso que reautorice permanentemente todas las disposiciones de la llamada Freedom Act de Estados Unidos, incluyendo un controversial programa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que recopila y analiza registros de llamadas y textos de millones de estadounidenses en un intento por frustrar a los terroristas.

En una carta, fechada el miércoles, a los miembros del Comité Judicial del Senado y el Comité de Inteligencia del Senado, el Director saliente de Inteligencia Nacional, Dan Coats, reconoció que el programa de registro de llamadas de la NSA había sido suspendido, pero instó al Congreso a extender su autoridad legal de todos modos, según un reporte de The Hill

"A medida que la tecnología cambia, los hábitos comerciales y de comunicación de nuestros adversarios continuarán evolucionando y adaptándose", escribió Coats en la carta, según The Hill. "A la luz de este entorno dinámico, la Administración también apoya la reautorización de esta disposición".

La llamada Freedom Act de Estados Unidos, que se supone que expirará en diciembre, fue diseñada para reducir algunos de los amplios poderes de vigilancia del gobierno federal. La NSA había estado recolectando grandes cantidades de metadatos de llamadas bajo una controvertida política de seguridad nacional establecida por la Ley Patriota (Patriot Act) en 2001. El debate sobre esos programas se intensificó en 2013 cuando el ex contratista de la NSA, Edward Snowden, filtró documentos que detallaban las formas en que la agencia gubernamental recolectaba datos

En 2015, el Congreso estableció un nuevo sistema bajo la Freedom Act de Estados Unidos que requería que las agencias federales buscaran una orden judicial caso por caso para obtener datos de llamadas de las compañías telefónicas. En abril la NSA recomendó que la Casa Blanca abandonase ese programa porque tenía ciertas cargas legales y logísticas.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Los representantes del Comité Judicial del Senado y del Comité de Inteligencia del Senado tampoco respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.