Naves de la NASA juegan a las escondidas en el Planeta Rojo

Las naves de la NASA observaron el acercamiento del Siding Spring resguardadas detrás del planeta para no chocar con las peligrosas partículas que libera.

Mars Orbiters concept
Un concepto sobre cómo lucirían los orbitadores escondiéndose del cometa. NASA/JPL-Caltech

Fue un encuentro cercano. Un cometa gigantesco se aproximó a Marte el fin de semana pasado, acercándose a los tres orbitadores de la NASA que ahí se encuentran: Mars Odyssey, Mars Reconnaissance Orbiter y Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN). NASA estaba preocupada por las cenizas y polvo de dicho cometa, pues pueden dañar partes de sus orbitadores.

Como medida preventiva, NASA ordenó a las naves esconderse detrás de Marte en una especie de juego de escondidas espacial para minimizar su exposición a las partículas. "El cometa pasó velozmente por Marte y mucho más cerca que otro vuelo conocido de un cometa", NASA dijo el domingo. Llegó a estar en un rango de 88,000 millas (unos 139,000 kilómetros) de Marte. Los tres orbitadores se reportaron en buen estado después del vuelo del cometa.

El cometa, conocido como C/2013 A1 Siding Spring, le dio a la NASA una oportunidad poco común para estudiar un cometa muy de cerca usando los orbitadores. Odyssey, por ejemplo, tomó imágenes del cometa usando un sistema conocido como Thermal Emission Imaging System. Esas imágenes luego se envían a la Tierra para su procesamiento y estudio. Odyssey también se hizo la tarea de estudiar cómo la basura y emisiones del cometa podrían impactar la atmósfera de Marte.

El orbitador Mars Reconnaissance Orbiter pasó media hora escondido tras el Planeta Rojo para evitar el paso de partículas del cometa a toda velocidad, pero eso no le impidió hacer algunas observaciones planeadas de antemano. Al igual que el Odyssey, también está viendo cómo interactúa la cola del cometa con la atmósfera de Marte mientras pasa.

MAVEN, el orbitador más nuevo en llegar a Marte, está aún en las primeras fases de su misión, pero la NASA todavía aprovechó la oportunidad para recolectar datos del cometa. Los científicos esperan aprender mucho acerca de la composición de gases y polvo que emite el cometa gracias a la información recogida por los instrumentos dentro de MAVEN.

Las maniobras de escondite terminaron siendo eficientes para proteger las naves de la NASA. Podría aún demorar días para descargar toda la información. Después de eso, los investigadores tendrán montones de datos para procesar.

"Este cometa está haciendo su primera visita tan cerca del Sol desde la Nube de Oort, en el exterior del Sistema Solar, así que la campaña coordinada para recoger información podría arrojar pistas frescas a los inicios de nuestro propio sistema solar hace más de 4,000 millones de años", dijo la NASA.

Close
Drag