CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tras romper récord, ​Pebble distribuirá más relojes en junio

Pebble Time, el nuevo 'smartwatch' de la compañía, ha recaudado ya US$8.5 millones en Kickstarter, y está cerca de superar al líder del sitio de 'crowdfunding': la hielera Coolest.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Pebble lo hizo de nuevo. El fabricante de relojes inteligentes de tinta electrónica lanzó una nueva campaña de financiación en Kickstarter con el objetivo de recaudar US$500,000 para su Pebble Time, pero -- al cierre de edición -- había superado ya los US$8.5 millones, lo que significa prácticamente un 1,500 por ciento más de su meta inicial.


Tras el rotundo éxito, la compañía publicó una actualización en el micrositio en Kickstarter para decir que aumentará a 30,000 los compradores que recibirán el reloj en mayo y que en junio abrirá un nuevo proceso de entrega debido a que se han superado todas sus expectativas.


Ésta no es la primera vez que el equipo de Pebble bate un récord como éste. En 2012 con el lanzamiento del Pebble E-Paper Watch la compañía logró recaudar US$10.2 millones cuando su meta era idéntica, de US$500,000. Nadie pudo alcanzarles en su éxito por dos años, hasta que llegó la hielera Coolest en verano de 2014 y logró recaudar US$13.2 millones, arrebatándole esa primera posición.

En febrero de este año un juego de cartas llamado Exploding Kittens logró recaudar US$8.7 millones, lo que actualmente le convierte en el tercer proyecto más exitoso de la plataforma, según su propio ranking. El cuarto lugar lo posee la consola Ouya, que recaudó US$8.6 millones y la quinta posición la tiene, por ahora, el Pebble Time. No obstante, al ritmo que va es probable que supere estas cifras antes de los 30 días que faltan para que finalice su periodo de financiación.

Un dispositivo similar a los antiguos iPod nano, el Pono Music o la película de Veronica Mars, siguen en la lista, cuyo top 10 se completa con libros y videojuegos que se han hecho realidad gracias a esta estrategia de financiación.

El Pebble Time se diferencia de la primera versión tanto por el diseño como por la evolución de su pantalla de tinta electrónica, que en esta ocasión es de color. La compañía ha trabajado en el sistema operativo para convertirlo en toda una metáfora, debido a que funciona con una línea de tiempo a diferencia del que hasta ahora habían incorporado los dispositivos, en el que las apps simplemente se desplazaban hacia un lado, sin ningún otro fin.