CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo ensamblar tu propia computadora Cómo grabar la pantalla de tu iPhone o iPad La casa de papel temporada 4 Tus contraseñas podrían estar en la Web oscura Cómo mejorará Qualcomm tu teléfono para jugar Wonder Woman 1984

Donald Trump y Tim Cook son objeto de críticas tras su reunión en Texas

Medios, usuarios y observadores criticaron la actitud del mandamás de Apple ante errores, comentarios y solicitudes descabelladas del presidente de Estados Unidos.

Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, se ha reunido en más de una ocasión con Donald Trump, presidente de Estados Unidos. 

Official White House Photo by Shealah Craighead

La visita de Donald Trump y Tim Cook a una fabrica de computadoras en Austin, Texas, el miércoles 21 de noviembre, debió ser un éxito publicitario para la campaña de reelección de Trump y una actividad pública más para el presidente ejecutivo de Apple. Sin embargo, la visita a la fábrica de la nueva Mac Pro dio pie a críticas para ambos personajes. 

"Hoy abrí una importante planta de manufactura de Apple en Texas que traerá trabajos bien remunerados de regreso a Estados Unidos", dijo Trump en un tuit publicado el miércoles y en el que aprovechó para criticar a la demócrata Nancy Pelosi.

El error de Trump —más allá de mezclar peras con, ahem, ahem, manzanas— fue decir que la planta de Apple estaba siendo inaugurada. La fábrica de Apple en Austin, Texas, manufactura computadoras desde 2013, ya que es donde Apple comenzó a fabricar el anterior modelo de la Mac Pro. 

Además del tuit y de acuerdo con The New York Times, Trump posó frente a las cámaras y se dio crédito por la existencia de la planta. Cook, a su lado, no corrigió al mandatario. "El momento fue parte de una extraña tarde en Texas, donde el presidente usó una fábrica con seis años de existencia como parte del éxito de sus tres años de mandato para generar nuevos empleos en Estados Unidos", dice el Times.

El reporte del diario no fue el único que destacó lo sucedido en Austin. Mi colega Roger Cheng, de CNET, calificó como un "sinsentido" el llamado de Trump a Apple para involucrarse en la creación de la red 5G en Estados Unidos. "Lo tienen todo: dinero, tecnología, visión y a Cook", dijo Trump el jueves, un día después de la reunión. 

Sin embargo, como destaca Cheng, la solicitud de Trump carece de fundamentos por varios puntos: Apple tiene puesta la vista en salud, actividad física y servicios por Internet antes que en las telecomunicaciones. La empresa de Cupertino tampoco tiene la experiencia en creación de redes de comunicación, como sí la tienen empresas como Nokia, Samsung o Ericsson (y sin mencionar, por supuesto, a Huawei). Además, destaca el hecho de que Apple ni siquiera tiene aún teléfonos compatibles con las redes 5G.

John Gruber, respetado observador en temas de Apple, atizó la presencia de Cook en el evento de Texas. "Un desliz en la orgullosa historia de Apple y un momento triste para Tim Cook. Espero que evitar las tarifas haya valido la pena", refiriéndose a los aranceles de exportación que Trump condonó a Apple para fabricar la Mac Pro. 

El sitio de tecnología VentureBeat calificó la reunión como un "desastre de relaciones públicas" y dice que el apoyo de Cook da fuerza al presidente Trump en sus objetivos políticos y su reelección. "Ayer, cuando Cook se mantenía en silencio mientras Trump mentía sobre su compañía, los medios y quienes buscan justicia por sus acciones como presidente, él [Cook] pasó de ser un habilitador pasivo a un participante activo en la campaña de reelección de Trump". 

Reproduciendo: Mira esto: La nueva MacBook Pro estrena teclado y pantalla de 16...
2:24