Sacamos de paseo a Google Translate y esto fue lo que nos encontramos

Pusimos a prueba la actualización de Google Translate en las calles de San Francisco, que permite usar la cámara de tu teléfono para traducir el texto de carteles en tiempo real. Y los resultados son mixtos.

principalbicis.jpg
Pusimos a prueba al app de Google Translate con el servicio de bicicletas compartidas en San Francisco.Foto de Gabriel Sama/CNET

Google comenzó a habilitar hoy la actualización de su app Google Translate (Google Traductor, en español) para iOS y Android con nuevas funciones como la traducción de carteles a través de la cámara del dispositivo y la capacidad de escanear esos textos para obtener una mejor traducción.

La traducción de carteles es la función más impresionante de la actualización y está basada en la tecnología de Word Lens, un app que Google compró en mayo de 2014. Funciona del inglés a español, francés, italiano, portugués, alemán y ruso (y de esos idiomas al inglés).

Puse a prueba esta nueva función en su versión iOS en las calles de San Francisco y, por ahora, los resultados son regulares tirándole a levemente útiles.

Antes que nada, debo decir que cuando uno ve el mundo de esta forma -- o sea, buscando carteles fáciles de traducir -- se da cuenta de que la publicidad y las señales no están escritas de forma simple, directa o sensata. Cuando se trata de señalizaciones de tráfico, están llenas de abreviaciones que como observadores obviamos, pero que son difíciles de interpretar fuera de contexto. Muchas de las frases, también, están incompletas y no tienen verbo ni predicado.

Y luego están los juegos de palabras de la publicidad, que cuando se traducen literalmente no tienen ningún sentido. En todas las pruebas de este tipo, Google Translate fracasó, como puede esperarse.

Sin embargo, es impresionante ver que el texto cambie de idioma con tan sólo enfocarlo con tu cámara (con la misma fuente tipográfica y el mismo color). También, Google Translate fue mucho más exitoso cuando usé la función de escanear, que lee el texto con mayor detalle, te pide que lo vuelvas a seleccionar usando el dedo y te da una traducción más limpia, por separado.

Cómo funciona

La actualización de Google Translate ahora presenta un icono de cámara fotográfica. Al tocarlo, enciende la cámara de tu teléfono y te muestra un campo para alinear el texto que tengas enfrente, al que le puedes hacer zoom o echar luz con tu flash. Verás aparecer el texto traducido superimpuesto sobre el texto original, a menos que uses la herramienta de escanear (que explico abajo).

También puedes importar fotos de tu Carrete (tras darle acceso al app), darle pausa a la imagen para que deje de moverse y, lo más importante, escanearla para que Google la compare con textos e información en su base de datos. Una vez que escaneas, puedes pasar tu dedo sobre el texto que quieras traducir (o seleccionar todo) y Google Translate te dará una traducción más completa, en otra página.

Estas fueron mis pruebas:

noparar.jpg
Un típico letrero de la ciudad de San Francisco: original (izq.) y visto a través de Google Translate, con la traducción en tiempo real al español (der.).Foto de Gabriel Sama/CNET

Señales de tráfico

La señal de tráfico que seleccioné fue la de "No Stopping Any Time" que decora toda la ciudad de San Francisco. Realmente, más allá de su traducción literal, quiere decir "No estacionarse". Cuando posé la cámara de mi iPhone 5S sobre el letrero, lo tradujo como "No Parar Cualquier Tiempo", una traducción totalmente literal y sin contexto. Aún más chistoso, la frase "Tow-Away" (que se refiere a que una grúa se llevará los vehículos mal estacionados), la tradujo como "Remolcar Lejos". Si alguien no tuviera el letrero enfrente, difícilmente entendería de qué va la cosa.

trestraduccion.jpg
La traducción en tiempo real fue bastante mala (en medio), pero la segunda traducción, tras un escaneo del texto, fue mucho mejor (der.).Foto de Gabriel Sama/CNET

Publicidad

Paso siguiente, me paré frente a un banco para leer su publicidad con Google Translate. El cartel, sobre tasas de rendimiento bajas, decía: "An intro rate as low as it can go" (algo así como "Una tasa de introducción tan baja como sea posible"). Cuando enfoqué mi cámara a través del app, sobrepuso el texto a este texto en español: "Un intro ritmo un bajo como lo lata ir", o sea, tradujo literalmente las palabras "rate" (ritmo) y "can" (lata), lo cual le quita el sentido a la frase. Sin embargo, cuando usé la herramienta de escaneo y seleccioné el texto con mi dedo, me mostró esta otra traducción (no sobreimpuesta, sino en un campo de texto por separado): "Una tasa de introducción un precio tan bajo como se pueda", que, sin duda, es infinitamente mejor que la primera y da una buena idea de lo que se trata la promoción.

bicicletas.jpg
Un ejemplo más de una traducción muy literal hecha por el app Google Translate. Los juegos de palabras se le dificultan.Foto de Gabriel Sama/CNET

Servicios

Por último, me detuve frente a una estación de bicicletas compartidas. Primero, enfoqué la cámara a través del app de Google Translate al cartel de publicidad del servicio. Como dije antes, es muy engañoso intentar traducir juegos de palabras. El cartel decía "Take Your Day By the Handlebars" que es un juego de palabras similar a "Take the Bull by the Horns" (Toma el toro por los cuernos). Aquí, Google Translate no tuvo más opción que traducir literalmente, incluso cuando pasé el escáner: "Tomar Tu Día Por el Manillar". (Es curioso que eligió la palabra "manillar").

También usé el sistema de Google Translate para traducir las instrucciones, que es un uso que me parece muy viable. Primero enfoqué con la cámara, escaneé el texto y lo seleccioné con el dedo para recibir una traducción más completa. El resultado, que pongo abajo, no fue terrible, pero tampoco me serviría para seguir un proceso paso a paso tan específico y me dejaría con más dudas que respuestas.

bicis1.jpg
Una vez que escaneas el texto, puedes seleccionar con el dedo el que quieras que se traduzca con más detalle (izq.); esta es la traducción final, que Google muestra en otra página. Hay partes de las instrucciones en español que no se entienden.Foto de Gabriel Sama/CNET

Primeras impresiones

La tecnología de Google Translate, potenciada por Word Lens, es impresionante. Me deja con la boca abierta ver cómo las palabras y letras en un cartel real, que tengo enfrente, cambian de idioma sin modificar la fuente tipográfica o el color. La opción de escanear y seleccionar el texto con el dedo para recibir una traducción muy precisa hace que la función sea más útil que nunca (Word Lens cambiaba las palabras en la imagen, pero no ofrecía esta opción).

Sin duda, la tecnología para las traducciones en tiempo real aún tiene que mejorar y evolucionar, como es el caso tanto de Google Translate como de otras como Skype Translator Preview. Pero los avances hasta el momento son significativos y el futuro es muy prometedor.

Close
Drag