CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Audio

Este tornamesa miniatura nos tiene locos de amor

Hazte a un lado, Bang & Olufsen: The Wheel, de la firma holandesa Miniot, es el tocadiscos más guapo y sencillo que hemos visto.

miniot-wheel.jpg
Miniot

Hay personas que se casarían con la Torre Eiffel, algunas incluso con su motocicleta, pero ¿quién le diría que no a un tornamesa miniatura?

Olvídate de todo lo que has visto antes. Encontramos un tocadiscos súper especial: se trata del Wheel de la firma holandesa de diseño Miniot. Es un tornamesa diminuto y minimalista y lo más lindo que puedes conseguir. Es solamente una placa de madera plana que puede montarse en prácticamente cualquier superficie plana o incluso sobre una pared.

Miniot/GIF: Nick Hide/CNET

¿Pero cómo funciona? ¿Y cómo es que funciona?

En primer lugar, el eje central es más inteligente que cualquier otro que he visto. No sólo mantiene el disco en su lugar, sino que también actúa como un interruptor de alimentación y controlador. Gíralo para encenderlo y apagarlo, toca sobre él para pausar e incluso saltar pistas haciendo clic a la izquierda o a la derecha.

¿Saltar pistas? Sí, la inteligencia no termina en la aguja. Por debajo del registro se encuentra la otra parte ingeniosa: un brazo de seguimiento lineal equipado con un cartucho AT95 modificado y un sensor de pista infrarrojo.

miniot-wheel-3.jpg
Miniot

No se puede reemplazar el cartucho, lo que podría decepcionar a los tweakers que quieran gastar más de US$100 en su propio cartucho, pero al menos el stylus es extraíble. El brazo al que está conectado está tallado en un pedazo de caoba laminada.

Como la parte interna del tornamesa quedaría expuesta sin un disco en él, los fabricantes enviarán un LP transparente para protegerlo del polvo (también incluye la "gran música de los mejores artistas holandeses que conocemos").

La rueda está disponible en una variedad de nogal, cerezo o caoba o un palisandro de edición limitada. Si quieres conectar el tornamesa para que puedas escucharlo (y no sólo admirarlo), la rueda viene con un preamplificador conmutable y salida estéreo RCA e incluso una toma para audífonos.

Pero un amor como este nunca viene gratis. Espera pagar unos 568 euros (alrededor de US$600) por el juguetito en Kickstarter en este momento. Las primeras unidades se enviarán en noviembre a todo el mundo.