Toma café y carga tu teléfono en Starbucks

La cadena de cafeterías empezará a instalar estaciones con cargadores inalámbricos en un paso que aclararía la confusión en el largo debate de los estándares de electricidad inalámbrica.

Powermat_at_Starbucks.jpg
Una estación Powermat en Starbucks. Crédito: Rick Broida/CNET
     

En Starbucks, no sólo podrás tomar café sino también cargar tu dispositivo.

La compañía anunció el jueves que colocará cargadores inalámbricos Powermat en sus tiendas Starbucks y Teavana. El área de la bahía de San Francisco será la primera región que contará con estos cargadores inalámbricos mientras que otras áreas metropolitanas en Estados Unidos verán estos cargadores a partir de 2015. 

La decisión de Starbucks puede desentrañar la situación de la electricidad inalámbrica, que ha estado enmarañada en una batalla de diferencias en los estándares que acaba confundiendo a los consumidores. La decisión de la gigante cadena de cafeterías hace más de una década de proveer Wi-Fi a sus clientes fue clave en la adopción de esta tecnología. Y Powermat Technologies está convencida de que la historia se repetirá.

“Es la armonización de la industria que tanto han pedido los consumidores”, dijo Daniel Schreiber, presidente de Powermat Technologies.

Sin embargo, no se ve una solución rápida al conflicto en el horizonte. La mayoría de los smartphones que tienen capacidad para cargarse inalámbricamente, como los teléfonos Nokia Lumia, operan en Qi, un estándar impulsado por el Consorcio de Electricidad Inalámbrica (Wireless Power Consortium).

Starbucks y Powermat planean instalar sitios Powermat que estarán localizados en áreas designadas como mesas y mostradores. Estos sitios utilizan un estándar distinto e incompatible con el estándar que promueve Power Matters Alliance (PMA) y Duracell Powermat, una alianza entre Powermat y la marca Duracell de Procter & Gamble. Solamente la adición de una caja de carga compatible permitirá que la mayoría de los teléfonos puedan recargarse en estos sitios.

 

Y para enredar aun más el asunto, existe un tercer estándar conocido como Rezence y que recibe el apoyo de A4WP, un grupo impulsado por Qualcomm y Samsung Electronics que utiliza tecnología que aún no se encuentra en el mercado. Power Matters Alliance y A4WP firmaron un acuerdo en febrero para que ambos estándares pudiesen convivir pacíficamente.

Parte del dilema surge porque los dos estándares activos se han aproximado a la electricidad inalámbrica desde posiciones distintas. PMA ha instalado estaciones de recargo en lugares como Starbucks, el cual realizó una prueba en otoño de 2012 aunque no hay teléfonos que utilicen esta tecnología.

Por otro lado, Qi se encuentra en ciertos teléfonos pero no funcionan en las estaciones de recargo instaladas por PMA.

Schreiber dice, sin embargo, que se está dando un cambio. Subrayó que el Asus PadFone X fue el primer smartphone con tecnología PMA integrada (muy probablemente bajo el pedido de AT&T) y que ha estado impulsando esta tecnología. Sprint anunció recientemente que el Kyorcera Hydro Vibe viene con la opción de recargo inalámbrico PMA. Y Samsung ofrece una cubierta trasera que es compatible con PMA, y desde hace tiempo ofrece una cubierta compatible con Qi.


Powermat01.jpg
Powermat creó una cubierta de recargo para el iPhone S5, pero no se vendió muy bien. Crédito: Roger Cheng/CNET
     

Schreiber también afirmó que la cubierta Duracell PowerCase para el iPhone 5S es otra señal positiva. Apple, por su parte, se ha mantenido al margen del debate de la electricidad inalámbrica y no se ha ceñido a ningún estándar. 

La confusión que causan estos distintos estándares entre los consumidores es un problema a corto plazo, según Schreiber. Dice que confía que más y más dispositivos móviles empezarán a incorporar el estándar PMA, y el apoyo de Starbucks es esencial.

Para Starbucks, el estándar PMA es el más atractivo porque integra capacidad de identificación del usuario, haciendo posible así que las tiendas puedan monitorear a sus clientes basados en la ubicación y duración del recargo de un dispositivo. Por ejemplo, si una tienda identifica a una persona que ha estado recargando el teléfono en la estación durante un largo rato sin comprar nada, el negocio podría en teoría mandarle un cupón de compra a su teléfono.

Se esperaba que Starbucks tomara la decisión de poner estaciones de recargo inalámbrico en la primavera de 2013, pero se aplazó la fecha para realizar más pruebas.

“Estamos contentos con la respuesta de los consumidores durante las pruebas piloto, y ahora lo estamos expandiendo a nivel nacional para proveer a nuestros clientes de calidad y de una experiencia confiable en nuestras tiendas”, dijo en un comunicado Adam Brotman, el director ejecutivo del área de tecnología digital de Starbucks.

Powermat Technologies está creciendo rápidamente, y Schreiber dice que no le sorprendería ver que algunas tiendas Starbucks en otras ciudades comiencen a instalar sus estaciones de recargo este año. Y espera que esto lleve a una resolución en la batalla de los estándares.

“Todos estarán muy interesados en resolver este asunto”, dijo. “A los consumidores no les interesa esta variedad de estándares”.

Close
Drag