CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Videojuegos

Bolivia oficializa queja en contra de 'Ghost Recon Wildlands': reporte

El gobierno boliviano se queja de ser retratado como un país consumido por el narcotráfico en el más reciente juego de Ubisoft.

bolivia-tom-clancy-ubisoft.png

Una captura del juego en la que se muestra una supuesta iglesia edificada a la Santa Muerte en Bolivia

Captura de pantalla Oscar Gutierrez/CNET

El gobierno de Bolivia ha lanzado una queja formal en contra de la embajada francesa por cómo fue retratado el país latinoamericano en el videojuego Tom Clancy's: Ghost Recon Wildlands, creado por la compañía francesa Ubisoft.

De acuerdo con Reuters, el gobierno boliviano dice que está mal la forma en que Ubisoft plasma la región, pues parece un lugar controlado por cárteles de droga y narcotraficantes. Bolivia ya envió una carta al embajador francés y se reservó el derecho de tomar acción legal, agrega el reporte.

"Tenemos el derecho (de tomar acción legal), pero primero preferimos tomar la ruta diplomática", cita Reuters a Carlos Romero, ministro de interior de Bolivia.

De acuerdo con Wikipedia, Ghost Recon Wildlands se desarrolla en Bolivia, en regiones donde los cárteles de la droga están tan bien establecidos que el gobierno de Estados Unidos toma cartas en el asunto al enviar un equipo de soldados para destruir la conexión entre el cártel y el gobierno local.

En un comunicado enviado a Reuters, Ubisoft dijo que "el juego es ficción", y que Bolivia fue elegido para ambientar el juego por su cultura y magníficos paisajes. "Si bien la premisa del juego imagina una realidad diferente que la que existe actualmente en Bolivia, esperamos que el mundo dentro del juego se acerque a representar la bella topografía del país".

Bolivia es el tercer productor de hojas de cocaína más grande a nivel mundial, siguiendo a Colombia y Perú, según Reuters.

Tom Clancy's: Ghost Recon Wildlands saldrá a la venta la próxima semana el 7 de marzo y la beta abierta del título ya ha visto jugar a más de 6 millones de jugadores.

Este tipo de situaciones no son algo extraño de ver en la industria de videojuegos, en donde en repetidas ocasiones se ambientan los juegos en diferentes países, dependiendo del desarrollo del juego. En 2014, el ex dictador panameño Manuel Noriega demandó a Activision por un personaje similar a él en el juego Call of Duty, aunque posteriormente la demanda fue desestimada por un juez.