CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Todas las influencias musicales de A Star is Born

Bradley Cooper no sólo ha escrito y dirigido este 'remake' del clásico musical. El también intérprete se empapó de referencias del rock y usó su amistad con Metallica para dotar su película de autenticidad. Y te contamos cómo consiguió que Lady Gaga interpretara a su protagonista.

A Star is Born

Bradley Cooper y Lady Gaga en A Star is Born.

Warner Bros.

Da igual si las películas musicales no son lo tuyo. Es lo mismo si nunca entendiste la popularidad de títulos como Les Misérables, Frozen, Mamma Mia! o hasta Mary Poppins. Si te gusta el rock con tonos folk, indie y country tienes que ver A Star is Born.

La película escrita y dirigida por Bradley Cooper y protagonizada por él, junto a la estrella del pop Lady Gaga, es el tercer remake de una historia que se contó por primera vez en 1937 y que se rehizo de nuevo con Judy Garland en 1954 en el papel protagonista y luego con Barbra Streisand en 1976.

En esta versión de A Star is Born (Ha nacido una estrella, Nace una estrella) Bradley Cooper es Jackson Maine, un músico todavía exitoso con una larga carrera y algo adicto a la bebida y los estupefacientes. En su búsqueda desesperada por encontrar un bar donde tomarse otra copa, Jackson conoce a Ally (Lady Gaga) en el momento en el que ella interpreta "La vie en rose" de Edith Piaf y queda prendado. Ella es una cantante y compositora cansada del rechazo de la industria musical y entre ambos surgirá pronto algo muy especial.

Si la trama o el tráiler de A Star is Born te parecen previsibles y crees que ya sabes lo que va a pasar, tenemos que decirte que estás equivocado. Cooper ha conseguido algo diferente con esta historia, a pesar de que pudiera parecer todo lo contrario por tratarse del remake, del remake, de un remake en realidad. "Quería explicar la historia de aquello que pasa cuando dos personas realmente se aman la una a la otra y no hay infidelidad. Están completamente comprometidos el uno con el otro, pero sigue siendo muy duro", explicó el cineasta en una sesión con la prensa tras la proyección promocional de su película en San Francisco el pasado 20 de septiembre. 

A Star is Born

Bradley Cooper y Lady Gaga en A Star is Born.

Warner Bros

A Star is Born emana autenticidad en su representación de la escena musical. Y es que Cooper se tomó muy en serio esa tarea. "Me rodeé de toda la gente posible para poder crear un mundo que estuviera a la altura de ella [Lady Gaga]", explicó Cooper sobre su empeño por ser fiel a la realidad. Te hablamos de las muchas influencias musicales que Cooper usó para su película musical.

La sombra de Metallica, Pearl Jam, Jack White o Neil Young

El actor de Silver Linings Playbook tuvo la idea para el punto de vista con el que se fotografía esta película en 2011, en un concierto de Metallica en el Yankee Stadium de Nueva York que vio entre bastidores. Entonces se fijó en el detalle del sudor de la nuca de su amigo Lars Ulrich, el batería de la banda, contra la inmensidad del escenario en el que estaban tocando. "Ese fue el inicio de la idea para filmarlo todo desde una perspectiva subjetiva en la película", explicó Cooper, añadiendo que la portada del disco Rattle and Hum de U2 era la única cosa que le recordaba algo así. En la película la cámara nunca muestra las actuaciones musicales desde el punto de vista de la audiencia, sino directamente desde el escenario o detrás de este.

La película tiene un presupuesto de US$38 millones y se filmó en apenas 42 días. Un reto que Cooper dice que pudo afrontar gracias a su trabajo con David O. Russell. Un rodaje muy apretado que los llevó hasta el festival de Glastonbury, en el que pudieron filmar en el famoso Escenario Pirámide gracias al músico Kris Kristofferson, que les cedió cuatro minutos de su actuación musical en el codiciado escenario. "No quería hacer una película musical sin el Escenario Pirámide. Es un rito de iniciación para todos los artistas, sin importar lo grande que seas", explicó Cooper. Añadiendo que el día de su rodaje en el icónico escenario pudo ver a Thom Yorke de Radiohead nervioso por el hecho de tener que tocar allí.

Más allá de Glastonbury, el resto de la película se rodó en recintos muy californianos. Lady Gaga les dejó colarse en el concierto que celebró en el Forum, al sur de Los Ángeles, en agosto de 2017. Estuvieron también en el Greek de Los Ángeles y el festival de música indie rock Coachella. Y contaron con el tour manager de Metallica y Pearl Jam, Eric Johnson, para hacer de consultor técnico musical en esas situaciones.

En su extensa preparación para la película Cooper habló y pasó tiempo con Lenny Kravitz, Noel Gallagher y Eddie Vedder de Pearl Jam. "Eddie Vedder fue muy generoso y pude ir a su casa tres o cuatro días y sentarme con él para aprender cosas sobre él". 

Cooper también fue a Nashville a pasar tiempo con Jack White cuando todavía estaba tratando de encontrar el sonido para su película. Le gustaba la forma en la que White toca la guitarra de forma muscular. Y pensó en Neil Young y la forma en la que éste "ataca el mástil de la guitarra" para su Jackson Maine.

A Star is Born

Bradley Cooper y Lukas Nelson en el set de A Star is Born.

Neal Preston/Warner Bros

La influencia desconocida

Aunque una de las mayores influencias musicales de A Star is Born sea tal vez la menos conocida: la banda Lukas Nelson & Promise of the Real. Su cantante, Lukas Nelson, es el hijo de Willie Nelson y trabajó con Cooper durante un año para esta película. Él y su banda acabaron siendo la banda de Jackson Maine en la película y Lukas Nelson fue uno de los compositores de las canciones que canta Jackson en el film.

Otro compositor de muchas de las canciones de la película fue de hecho Bradley Cooper, que además de estar citado como protagonista, coguionista, director y productor de esta película también consta en el apartado musical.

La voz de Jackson Maine

Te va a sorprender la transformación de la voz de Bradley Cooper para esta película. No sólo por la forma como el actor habla en ella, también por la maestría con la que canta y consigue encarnar de forma creíble a una estrella del country rock como Jackson Maine. Sobre todo si tenemos en cuenta que el intérprete de American Sniper y The Hangover no se había destacado hasta el momento por su talento como cantante.

"Siempre quise que tuviera un sonido bajo para que (la voz de) Ally flotara por encima suyo incluso cuando están hablando, pero no quería que fuera demasiado country", explicó el actor sobre la característica voz de su personaje y aquello que la influyó. Él y Tim Monich, el instructor de dicción en la película, pensaron en la voz del actor Sam Elliott para este personaje. Elliott acabaría interpretando de hecho al hermano de Cooper en el filme. 

Y la de Elliott no fue la única influencia que tuvo Cooper a la hora de desarrollar la voz de su personaje en Ha nacido una estrella. El actor y cineasta contó que estaba leyendo la autobiografía de Bruce Springsteen cuando preparaba el personaje y le llamó la atención que el músico hablara del concepto de robar la voz de su padre. "Yo siempre había querido ser mi padre y siempre busco cosas reales con las que encontrar un vínculo", relató.

A Star is Born

Bradley Cooper y Sam Elliott en A Star is Born.

Warner Bros

Lady Gaga

Y si te estás preocupando por qué todavía no hemos hablado demasiado de Lady Gaga. A eso vamos. Cooper la vio actuar en una gala benéfica contra el cáncer en la que la cantante interpretó precisamente "La vie en rose" y se dio cuenta de que era perfecta para el papel. Mediante su agente, consiguió ir a verla al día siguiente a su casa. Hablaron. Ella recalentó pasta para que comieran y Cooper se sintió tan cómodo que le propuso que cantaran juntos al piano el tema "Midnight Special" de Creedence Clearwater Revival, que ella no conocía. "La tocamos una vez y fue mágico. Hizo que me sintiera muy cómodo y nuestras voces funcionaron juntas a pesar de que no había encontrado a Jackson todavía. Ambos sabíamos que si trabajábamos duro podríamos conseguir algo muy especial", recordó Cooper.

Y sí consiguieron algo verdaderamente especial con A Star is Born. De la que también te podemos dar un detalle no precisamente musical. Y es que no podemos dejar de mencionar que Charlie, el perro de Jackson Maine en A Star is Born, es Charlie, el perro de Cooper en la vida real.

Reproduciendo: Mira esto: Las series de TV que más esperamos
3:11

A Star is Born se estrena en Estados Unidos el 5 de octubre. En España la película se titula Ha nacido una estrella y también se estrena el 5 de octubre. En México, Nace una estrella se podrá ver en cines a partir del 12 de octubre.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.